+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL RESTO DE LA INFRAESTRUCTURA YA ESTA EN MARCHA

Fomento adjudica por 30 millones las obras del último tramo de la autovía mudéjar

  •  Adjudica por 30 millones las obras del tramo Paniza-Torrubia de la autovía Mudéjar


  •  

    De Zaragoza a Teruel hay seis tramos en obras. - Foto:EL PERIODICO

    R. L. M.R. L. M. 17/11/2004

    El Ministerio de Fomento ha adjudicado ya las obras del tramo Paniza-Torrubia de la autovía entre Zaragoza y Teruel, el último enlace que estaba pendiente de avances en el eje norte-sur. Cuando en próximas fechas se haga efectiva esta adjudicación --todavía falta el cierre de trámites y la firma del contrato--, toda la infraestructura estará por fin en obras.

    El Consejo de Ministros dio el visto bueno a la licitación del tramo Paniza-Torrubia el pasado mes de febrero. Han sido necesarios nueve meses para tener adjudicados los trabajos, que salieron con un presupuesto de ejecución por contrata de 38 millones de euros y que, finalmente, han sido concedidos a una unión de empresas por 30.

    Constructora Hispánica y Construcciones y Desmontes Marco tendrán que ejecutar el tramo --de 16,8 kilómetros-- en 41 meses a partir de la firma del contrato y del inicio de los trabajos, pasos que todavía tienen que formalizarse y para los que aún pasarán unas semanas.

    El futuro tramo será paralelo a la actual carretera nacional 330, que quedará como vía de servicio. El enlace atravesará los municipios de Cariñena, Longares y Muel y se unirá, por un lado, al trazado entre Torrubia y María de Huerva, cuya primera piedra se colocó en febrero del 2003, y por otro, al Mainar-Paniza, que está en construcción desde el 11 de noviembre del pasado año.

    Con el arranque de estas obras todos los tramos pendientes en la autovía Mudéjar --denominada oficialmente A-23-- estarán en construcción. Entre Zaragoza y Teruel, apenas hay 37 kilómetros abiertos al tráfico. Se trata de un enlace con una fuerte densidad de circulación, especialmente, de vehículos pesados, por lo que la infraestructura es constantemente demandada.

    En algún punto se han producido problemas con las constructoras, que no están al corriente de pago con los trabajadores, por lo que éstos han paralizado los trabajos (enlace Calamocha-Romanos).

    En el resto, las obras avanzan a diferentes ritmos. El nuevo proyecto adjudicado tiene un plazo de 41 meses, lo que implica que debe terminarse a mediados del 2008. Este hecho confirma de nuevo que la autovía Zaragoza-Teruel tampoco estará acabada, salvo cambios bruscos de ejecución, en la legislatura del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

    Entre Teruel y Valencia, hay tres tramos en servicio y otros tres en obras.

     
     
    Escribe tu comentario

    Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
    Accede con tu cuenta o regístrate.

    Recordarme

    Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

    Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla