+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

valderrobres | HAY DOS FOCOS A 1,5 KILÓMETROS UNO DE OTRO

Un incendio intencionado avanza por los pinares del Matarraña

Las llamas obligan a evacuar a 20 residentes de varias masías de la zona

 

Las llamas eran visibles por la noche desde una gran distancia. - JORGE LÓPEZ

Las llamas eran visibles por la noche desde una gran distancia. - JORGE LÓPEZ

EL PERIÓDICO
09/12/2017

U n fuerte incendio declarado en la tarde de ayer en la comarca del Matarraña causa graves daños en los pinares próximos al embalse de Pena, que poseen un gran valor ecológico y se hallan en el municipio de Valderrobres.

Al cierre de esta edición, las llamas, impulsadas por el viento, avanzaban de forma descontrolada por dos frentes distintos, separados por un kilómetro y medio. Debido a la virulencia del incendio, el Gobierno de Aragón pidió apoyo a la Unidad Militar de Emergencias (UME), que envió 59 hombres y seis autobombas.

El incendio obligó a tomar medidas inmediatas y se ordenó la evacuación de unas 20 personas residentes en las masías existentes en la zona, que limita con Cataluña, por lo que las autoridades aragonesas solicitaron también la ayuda de la Generalitat para evitar la expansión del fuego.

Fuentes de la Diputación de Teruel (DPT) indicaron que el primer aviso se recibió a las 18.40 horas y que inmediatamente envió a la zona dos vehículos con 4.000 y 12.000 litros de agua, respectivamente. Asimismo, se decidió avisar a los parques de bomberos de Caspe y Alcañiz, que enviaron efectivos a la zona.

Por su parte, la DGA envió inicialmente a la zona del incendio a su cuadrilla de Alcorisa (que acababan de replegarse), tres autobombas y agentes de protección de la naturaleza (APN).

Uno de los focos se halla situado a unos 700 metros de una granja de cerdos, por lo que los trabajos de extinción se centraron desde el primer momento en atajar el fuego en esa zona concreta. Las llamas avanzan hacia el hotel Mas de la Costa, cerca de Beceite, desde donde ayer se podía distinguir claramente el resplandor del fuego.

AVERIGUAR LA CAUSA

«No cabe duda de que no es un incendio debido a causas naturales», señalaron ayer en el Gobierno de Aragón. «Es muy extraño. No ha habido tormentas ni ha hecho un calor excesivo últimamente ni se ha producido ningún otro factor que haya podido desencadenar el fuego», añadieron.

El área afectada posee un gran valor natural. Se trata de un territorio montañoso que, debido a la falta de lluvias, presenta un grado de sequedad. El hecho de que el fuego empezara de noche dificultó las labores de extinción, dado que no pudieron emplearse medios aéreos, al igual que el fuerte viento reinante en la zona. Una vez extinguido, la DGA llevará a cabo una investigación para determinar la causa del suceso.