+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

amenaza a la biodiversidad en la comunidad

Un parque eólico pone en riesgo el mayor núcleo de alimoches del Ebro

Los ecologistas piden frenar las obras de dos torres en la sierra de Luna

 

El dormidero de las Cinco Villas se considera el mayor del valle del Ebro y acoge un centenar de alimoches. - EL PERIÓDICO

D. CHIC
22/08/2019

El mayor dormidero de alimoches del valle del Ebro está amenazado por la construcción de un parque eólico en la sierra de Luna (en la comarca de las Cinco Villas), según denuncian varias organizaciones ecologistas, por lo que piden la paralización de las obras.

En una solicitud enviada a los departamentos de Industria y de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, los responsables de Amigos de la Tierra y Ansar han pedido que se detenga la puesta en marcha del parque eólico Monlora II para evitar daños a las aves. O como mínimo, reclaman que se reubique dos de los aerogeneradores que quedan más cercanos a la zona de descanso.

Las organizaciones ecologistas lamentan que la instalación cuenta «sorprendentemente» con una resolución positiva del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) en la que no se tiene en cuenta la existencia de este importante espacio de reunión para los alimoches, considerados vulnerables en Aragón. «Aunque parece que ni el promotor ni el Inaga han tenido en cuenta el dormidero, que lleva funcionando varios lustros, la resolución ya habla de impacto severo sobre otras aves protegidas, como el cernícalo primilla y los murciélagos», evidencian.

El dormidero, que se considera el mayor del valle del Ebro, acoge cada día a casi un centenar de alimoches de Aragón y Navarra y entre quince y veinte ejemplares de buitre leonado. De hecho, los científicos de la estación biológica de Doñana del CSIC se encargan de controlar desde hace 15 años la evolución de su población de alimoches. Es una especie catalogada tanto en Aragón (desde 1995) como en España (en el 2011) ya que sus poblaciones cayeron bruscamente hace un par de décadas y continúan en declive.

AVALANCHA DE TORRES

Las organizaciones ecologistas consideran este caso «un ejemplo más del desastre que supone la avalancha eólica del Gobierno de Aragón» al considerar que el Inaga autoriza proyectos en lugares «de una riqueza faunística excepcional» donde se acumulan parques eólicos. Además, los portavoces de Amigos de la Tierra consideran que las afecciones pueden ser «mayores» ante la concentración de parques previstos en la sierrra de los alrededores del castillo de Sora, que sumarán más de 160 aerogeneradores y varios kilómetros de tendidos eléctricos, también letales para las aves.

Según el Boletín Oficial de Aragón (BOA) en la zona coinciden los proyectos de Monlora I, II, IV y V; Virgen de la Oliva, Cotaz, Abejares, Campo de San Miguel, La Sarda, La Peña, Santo Domingo de Luna, El Balsón, Odón de Buen y El Campillo, además de los parques eólicos ya en funcionamiento de Rabosera y Arza.

Los dos molinos que afectarán de forma directa al comportamiento de los alimoches en la zona se encuentran solo a 500 y 900 metros del dormidero. «Como mínimo estas dos torres se tienen que parar de forma inmediata», aseguran. Más adelante tienen previsto reclamar explicaciones sobre los estudios ambientales, al considerar que están realizados sin rigor científico.