Kiosco

El Periódico de Aragón

Marian Rebolledo

Listas de espera

Últimamente he oído a varias personas, poco sospechosas de comulgar con los postulados más liberales de la derecha, quejarse de la sanidad pública y optar por la privada. Y me duele de corazón, aunque los comprenda. Si la demora en Traumatología en Aragón es, de media, de 275 días, si tienes recursos te pagas una consulta particular. Y si no los tienes, abominas de cómo está el patio mientras sufres en tu casa. Eso es injusto para la sanidad pública, para los profesionales que hacen lo que pueden, y para un sistema que es el mejor que podríamos tener. Pero sobre todo, es injusto para el paciente. Aragón, dicen los datos, es una de las peores comunidades en cuanto a demora en las listas de espera quirúrgicas. De toda España. ¿Cuál es la excusa, señor Lambán? Ahora nos damos cuenta, ahora destinamos 30 millones a reducir esas listas de espera.

Y hoy, que tanto hablamos de suicidio, les cuento el caso de una persona adolescente que entró en el protocolo

decoration

¿Ahora nos enteramos? Porque la demora es generalizada. Antes podía conseguir cita de un día para otro (o como mucho, en dos días) para mi médico de atención primaria, y ahora tarda una semana en haber hueco. Y hoy, que tanto hablamos de suicidio, les cuento el caso de una persona adolescente que entró en el protocolo. El colegio funcionó muy bien y de forma muy ágil fue derivada al hospital. Allí se la ingresó y, también según el protocolo, fue derivada a un psiquiatra para el que había… dos semanas de espera. Y eso por procedimiento urgentísimo. Estas son las cosas que hacen a un ciudadano votar a quienes les aseguran, sin ninguna garantía, que ellos lo arreglarán todo a golpe de autoridad. Es un error para el que no hay excusa. Así que señores del Gobierno de Aragón, déjense de olimpiadas y de temas banales, que con esto ya van tarde.

Compartir el artículo

stats