Opinión

Integración escolar de inmigrantes

En nuestro sistema educativo los chavales tienen que estar con los de su edad, independientemente de lo que sepan, porque lo importante es que socialicen, se relacionen etc. Más allá de que esto no me parezca muy razonable, les voy a mostrar el caso extremo de a donde lleva esto. Hace unos años tuve una alumna, a la que llamaré Fatoumata, que venía de Mali y tenía 14 años. Llegó a España con el curso ya empezado y se la escolarizó en un instituto con los de su edad para facilitar su integración. Fatoumata no hablaba una sola palabra de español, pero tampoco de inglés o de francés, solo hablaba bambala. Yo doy clase de asignaturas vinculadas a la economía y al emprendimiento y Fatoumata empezó las clases conmigo el día en que estábamos explicando las formas jurídicas de la empresa, la sociedad anónima, la limitada etc. Es decir, una clase amena y divertida en una lengua completamente ignota para ella. Imagine por un momento que a usted lector lo llevan a Mali, lo sientan en una clase y le explican en bambala las diferencias entre la SA y la SL. Después de eso, aún le quedan otras cinco horas cada día en las que usted estará sentadito mientras le hablan en bambala, sobre algún rey africano, sobre potencias matemáticas o incluso sobre análisis sintáctico de oraciones en bambala. Y recuerde, nadie le entiende. ¿Cómo se sentiría usted en esa situación? Hacerle esto a un adulto creo que podría ser calificado como tortura psicológica, hacérselo a una adolescente ¿qué calificación merece? Más allá de que sea insoportable, el verdadero problema es que no es eficaz, no funciona. Tenemos a chavales que llevan tres años yendo a clase y que tienen serias dificultades para entender español básico. Lógico, si no te enseñan la lengua.

En otros países hay escuelas de integración para inmigrantes ¿en qué consisten? Son centros en los que cuando llega un inmigrante que no habla el idioma, va clase con otros inmigrantes y solo se les enseña el idioma, durante todo el día. Los alumnos se agrupan por niveles y permanecen en ese centro hasta que alcanzan un determinado conocimiento de la lengua. Lo cual se produce en un periodo de entre 6 meses y un año. Pasado ese tiempo se incorporan a un instituto normal, y entonces la tortura de soportarme a mí con la SL, o a la de lengua analizando oraciones se hace un poco más llevadera porque pueden hablar con compañeros, preguntar e incluso tienen la posibilidad de aprender.