El Real Zaragoza mantiene de momento una postura firme con Alejandro Francés, un jugador ya muy cotizado en el mercado y por el que el club aragonés ya ha recibido un tanteo formal del Sevilla que rondaría los cinco millones de euros, además del interés de otros clubs españoles, entre los que están el Celta y la Real Sociedad, que supondrían una oferta menor, en torno a los 4 millones. No hay, eso sí, propuestas oficiales y sobre la mesa por el defensa, pero es que estas en el fútbol de hoy en día solo llegan cuando ya se ha hablado de los términos absolutos de la negociación y van a ser aceptadas. De momento, el Zaragoza ha rechazado esos tanteos por un jugador cuya cotización crece día a día, ya que es fijo tanto en el equipo zaragocista como en la selección sub-21, en la que acumula seis partidos de titular, todos los del camino de la 'Rojita' hacia la fase final del Europeo en 2023 en Georgia y Rumanía.

El Sevilla, como ya contó este diario en su día, es el club más interesado en el jugador. De largo además. Monchi, director deportivo del club de Nervión, tiene en mente varios futbolistas de la categoría de plata, pero es Francés su absoluta predilección. Así, ese tanteo oficial se produjo hace algunas semanas y desde entonces no ha habido más movimientos. El Sevilla ve la operación más hacia junio, aunque puede entrar en sus planes acometer el fichaje ahora y que termine el curso cedido como zaragocista para que sea la próxima pretemporada la que marque el futuro de Francés en Nervión. Allí, la prioridad en los refuerzos está en el ataque, tras las lesiones de Suso y Lamela y la convocatoria de En-Nesyri y de Munir con Camerún para la Copa de África que está previsto que se dispute en Camerún del 9 de enero al 6 de febrero, si bien algunas informaciones, desmentidas por la organización después, apuntaban a la suspensión por la pandemia del coronavirus y la variante Ómicron.

El central es la otra demarcación que el Sevilla quiere reforzar, ya que tiene para el puesto a Diego Carlos, Koundé y Rekik, mientras que cuenta con la polivalencia de Fernando y en menor medida de Delaney o Gudelj. Sin embargo, es una opción secundaria para enero. Desde fuentes cercanas al club de Nervión se considera que la operación podría salir en torno a los 6 millones (la cláusula del jugador es de 10), si bien todo señala a que irá más encaminada a junio que al próximo mercado de invierno. 

A eso contribuyen tanto un mercado que no se antoja de muchos movimientos y demasiado dinero como la firmeza que muestra por ahora el Zaragoza a la hora de rechazar esos primeros tanteos por su jugador más cotizado. Francés, que ha disputado en esta temporada 15 partidos, todos de titular, es indiscutible para JIM como central y también ha jugado puntualmente de lateral derecho, sobre todo para cubrir las ausencias de Fran Gámez. 

Esa polivalencia y su capacidad y concentración en defensa son muy valoradas por los clubs, además de su juventud, ya que cumplió en agosto 19 años. Su traspaso sería un duro golpe para la afición zaragocista, que tiene en él a uno de sus ídolos, si bien la situación del club, con un presupuesto a pérdidas en este curso de 2,5 millones y una cifra a ingresar por traspasos hasta el 30 de junio de 1,4, es delicada en lo económico.

En el mínimo salarial

Francés tiene desde la temporada pasada una promesa de mejora contractual que no ha llegado. Su ficha está en el entorno del mínimo salarial de Segunda y se sitúa en algo más de 80.000 euros, con contrato hasta 2024. De momento, el Zaragoza no ha avisado al jugador para acometer esa mejora, que en todo caso y en estos momentos ya sería una adecuación de su salario a la importancia que tiene en el equipo, donde es un fijo. Es decir, una renovación en toda regla que requeriría de un esfuerzo importante de la SAD, donde por cierto no hay margen salarial ahora mismo. Con todo, las partes no se han sentado a hablar porque el Zaragoza no ha movido ficha.

El curso pasado ya hubo clubs muy importantes como el Madrid o la Juve que lo tuvieron monitorizado y el interés de otros como el Villarreal o el Valencia ha estado siempre ahí, aunque es el Sevilla el que más dispuesto está a hacer un esfuerzo por el defensa zaragozano, con la Real Sociedad y el Celta también muy interesados en su fichaje. Así, todo apunta a que la actual temporada es la última de Francés como zaragocista. De momento, el futbolista ha disputado 49 partidos con la camiseta blanquilla, 46 de Liga y 3 de Copa, desde que debutó en la eliminatoria copera en Socuéllamos con Víctor Fernández el 17 de diciembre de 2019, es decir hace dos años. Empezó jugando en el primer equipo como lateral, pero se ha hecho un fijo como central, donde su rendimiento le ha puesto en el centro del escaparte zaragocista para continuar con unas ventas de canteranos que en los últimos años ya supusieron las salidas de Vallejo y Soro (Real Madrid), Pep Biel (Copenhague), Guti (Elche) o Pombo (Cádiz), aunque esta última fue por una opción de compra pactada de antemano.