Kiosco

El Periódico de Aragón

La opinión de Sergio Pérez

Sabin, Álvaro y el primer gol de Jorge Mas

Sabin Merino corre a por un balón con Insua, central del Huesca. ANGEL DE CASTRO

Stoichkov, Borja Bastón y Stuani, 18 goles cada uno, ocupan la cima del Pichichi de Segunda División en la jornada 36. Por debajo, Sadiq, Rubén Castro y Weissman, con 16. Desde ellos hasta que aparece el primer delantero del Real Zaragoza, un profundo abismo de 30 futbolistas en dirección sur. Iván Azón, con 6 tantos, es el máximo realizador del equipo. Ocupa la posición número 37. Con 5, en los puestos 51 y 59, Vada, centrocampista con llegada, y Álvaro Giménez, punta nato. En la 101, Borja Sainz con tres y en la 124 y 113, Nano Mesa y Narváez, ambos con dos. Sabin Merino, fichaje estrella del mercado de invierno, todavía no se ha estrenado con la blanquilla.

No ha sido un problema tan acusado como el de la temporada pasada, que sobrepasó los límites de lo inaudito (Toro Fernández y Vuckic no anotaron en toda la Liga y Álex Alegría hizo uno), pero en la temporada 2021-2022 que con el 1-1 de El Alcoraz empezó a languidecer de manera casi definitiva, el Real Zaragoza no ha logrado tampoco acertar con sus delanteros cuando ha acudido al mercado en busca de presuntos refuerzos.

A Álvaro Giménez, principal apuesta del verano, le costó despegar, hubo un momento que parecía que sí y luego ha sido que no. Ahora empieza los partidos habitualmente en el banquillo. La notable campaña 20-21 de Narváez no ha tenido continuidad. Su producción ofensiva ha descendido considerablemente, así como su capacidad de agitación, mermada de manera clara. Nano Mesa y Borja Sainz no han sido nunca goleadores consumados, más bien delanteros complementarios con otras funciones y otras virtudes. Su llegada al gol ha sido por costumbre más circunstancial. Miguel Torrecilla firmó a Sabin Merino en enero con un contrato de larga duración, tres años, y por el momento su rendimiento está siendo decepcionante. Bien lo sabe el propio interesado.

Solo tres equipos han hecho menos goles que el Zaragoza, que suma 33: el Málaga con 32 y el Fuenlabrada y el Alcorcón, con 31. Soñar con cotas altas con cifras tan bajas es inviable. Entre sus muchas tareas en el ejercicio de reconstrucción y relanzamiento del club que están emprendiendo, Jorge Mas, Raúl Sanllehí y su equipo tienen una tarea deportiva fundamental para que las aspiraciones crezcan de manera real y consistente. Invertir un buen dinero en delanteros de máximo nivel en la categoría. Ese sería el primer gol de Mas.

Compartir el artículo

stats