Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Baby Boom en el Real Zaragoza

A expensas de la llegada de más atacantes, la línea ofensiva del Real Zaragoza descansa ahora sobre Azón y Giuliano, dos chicos de 19 años

Giuliano Simeone, junto al segundo entrenador Sebastián Corona, en el entrenamiento matinal de este martes. ANGEL DE CASTRO

Uno, Iván Azón, afronta su tercera temporada en el primer equipo. El otro, Giuliano Simeone, encara su debut en Segunda División después de haber causado sensación en Tercera RFEF gracias a los 25 goles anotados con el filial del Atlético de Madrid. Ninguno de los dos llega a los 20 años. Uno, el aragonés, los cumplirá en Nochebuena. El otro, el argentino, apenas seis días antes. Ellos representan el Baby Boom en el que se ha instalado el ataque de un Real Zaragoza amparado, de momento, en un par de chavales de 19 años con tanto futuro como hambre.

Azón y Simeone, Iván y Giuliano, conforman actualmente la delantera del equipo aragonés. A expensas de la llegada de más efectivos ofensivos, ambos ejercen, ahora mismo, de estandartes, referencias y esperanza para un zaragocismo entregado al canterano e ilusionado con el potencial del hijo del Cholo, cuya hoja de servicios invita a soñar con la posibilidad de que su olfato goleador no entienda de categorías.

Giuliano será presentado oficialmente este miércoles, a las 13.00 horas, en la Ciudad Deportiva

decoration

La apuesta por la juventud es evidente. Las tres únicas operaciones oficializadas por el Real Zaragoza alcanzan a jugadores muy jóvenes. El único fichaje (Giuliano) y las renovaciones de Azón (19 años) y Francho (20) convierten a la juventud en personaje principal de una pretemporada en la que las pocas noticias confirmadas las han protagonizado chavales. Además, Francés, que pasará de decena en agosto, debería firmar en breve su renovación. Más madera para el Baby Boom.

El cambio del cambio

De este modo, el protagonismo de la cantera y la apuesta por futbolistas cuya mejor versión esté por llegar, evidencian la mirada al futuro de los nuevos gestores del club aragonés. Y esa decisión se está haciendo especialmente patente en la delantera, donde ha llegado un chico sin experiencia en la categoría y se ha dejado marchar a un delantero experimentado. La salida de Sabin Merino (30 años), que no anotó un solo gol con el Real Zaragoza la pasada campaña, y la llegada de Giuliano advierten de un probable cambio de rumbo. La apuesta ya no es el delantero con numerosos partidos en Segunda, sino el recién llegado con todo por hacer y demostrar. 

Así que Giuliano Simeone encarna la esperanza en un futuro mejor de un Real Zaragoza que se aferra al lema elegido para su campaña de abonados y que preside toda la actividad veraniega del club. El Lo mejor está Porvenir se aplica también al nuevo delantero, que ya se vistió de corto este martes para completar las dos primeras sesiones preparatorias a las órdenes de Juan Carlos Carcedo. 

Con Giuliano, que será presentado oficialmente este miércoles, a las 13.00 horas, en la Ciudad Deportiva, el Real Zaragoza se asegura hambre, ambición, voracidad, ilusión y garra. Ingredientes principales, asimismo, de la personalidad de Azón, de momento, su pareja en una delantera que, a falta de más efectivas, amenaza con hacer de cada partido un juego de niños. 

Compartir el artículo

stats