Kiosco

El Periódico de Aragón

Real Zaragoza

El Real Zaragoza afronta un maratón de partidos

El equipo de Carcedo ultima su preparación para el comienzo liguero con 5 duelos en 10 días, aunque pendiente de la confección definitiva de la plantilla

Los jugadores del Real Zaragoza realizan estiramientos durante un entrenamiento Andreea Vornicu

Lejos queda ya el 4 de julio, el día que los futbolistas del Real Zaragoza volvieron al trabajo tras las vacaciones de verano y en el que comenzaron la preparación para la próxima temporada, que arrancará de manera oficial el día 13 de agosto con el primer encuentro liguero ante Las Palmas.

Pero antes de que llegue el debut en la isla, al conjunto aragonés le faltan muchos detalles por pulir, empezando por la confección de la plantilla y terminando por elevar las prestaciones que ha mostrado en el terreno de juego en los primeros tres amistosos. Y es que el Zaragoza mostró en su último duelo ante el Teruel su peor versión en esos tres compromisos. En Pinilla se vio un equipo lento, sin ideas y con una falta de ritmo todavía evidente. Nada extraño, por otra parte, a estas alturas del verano, pero lo cierto es que los pupilos de Juan Carlos Carcedo deben dar un paso adelante para llegar en óptimas condiciones al comienzo de lo importante.

Para ello, no le faltarán oportunidades, ya que el Real Zaragoza comienza un periodo que le va a llevar a disputar un maratón de partidos, un total de cinco en un periodo de diez días. Este viernes a las 20.00, el primero, ante el Nástic en Tarragona, que tras los duelos ante el Aragón, el Lleida y el Teruel, será el conjunto de mayor categoría (1ª RFEF) al que los aragoneses habrán hecho frente hasta el momento. Un encuentro ante los catalanes, con un viejo conocido para el zaragocismo como Raúl Agné en el banquillo, que deberá servir para olvidar el mal sabor de boca que dejó el equipo ante los turolenses. Un duelo que, aparte de las sensaciones colectivas ya comentadas, volvió a evidenciar el lastre del Real Zaragoza en las últimas temporadas: la falta de gol.

Intentar mejorar ese aspecto, el más vital en el fútbol, debe ser la misión prioritaria para el club, y tendrá que ser abordada tanto en el terreno de juego como en los despachos, ya que una de las tareas pendientes de la dirección deportiva es encontrar el nueve que sea la guinda al primer proyecto de la nueva propiedad. Aunque Raúl Sanllehí y Miguel Torrecilla tienen más frentes abiertos. En el capítulo de llegadas faltan por llegar, sin contar al delantero centro, dos fichajes más. Desde las oficinas se sigue peinando el mercado en busca de un extremo y un central, ya que, con Jairo Quinteros como gran candidato en la defensa y Matías Pellegrini para el extremo. Y en el capítulo de salidas todavía faltan de salir varios de los jugadores con los que no se cuenta para aligerar peso y liberar las fichas necesarias.

Los amistosos

Pero de momento, y a falta de cerrarse esas operaciones, Juan Carlos Carcedo debe trabajar con los mimbres que ya tiene y seguir afianzando los conceptos de su filosofía de juego. Y para lograrlo, considera que lo mejor es ver a sus pupilos en acción. El de hoy ante el Nástic será el primero de un carrusel que continuará en la concentración que el Real Zaragoza tiene prevista realizar en Marbella. En tierras andaluzas, los aragoneses se medirán al Al Shabab saudí el domingo. Al día siguiente lo harán ante el Al-Nassr, también saudí, y ya el próximo miércoles será el Betis el que esté enfrente, la prueba más dura de toda la pretemporada.

La preparación finalizará el día 7 ante el Girona, en una recta final en la que el Zaragoza tratará de dar con la tecla, deportiva e institucional, para el comienzo de un curso en el que de nuevo el único sueño será el ascenso.

La actualidad

El Real Zaragoza continuó con su puesta a punto este jueves en un entrenamiento vespertino tras el encuentro ante el Teruel, que sirvió para vaciar la enfermería de los aragoneses casi en su totalidad. Alberto Zapater, Cristian Álvarez, Álvaro Ratón, Carlos Vigaray y Radosav Petrovic se incorporaron a la dinámica del resto del grupo tras pasar varios días apartados de sus compañeros debido a sus diversas molestias. El que, sin embargo, continúa al margen y haciendo trabajo individual es Enrique Clemente. Antes de partir el viernes, después de comer, hacia Tarragona para enfrentarse al Nástic (20.00 horas, Aragón TV), los pupilos de Carcedo se ejercitarán en las instalaciones de la Ciudad Deportiva a las 9.30 de la mañana, en una sesión en la que el técnico ultimará los últimos detalles para el choque.

Compartir el artículo

stats