Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Narváez, de la puerta al campo

El colombiano, en la rampa de salida todo el verano, tiene muchas opciones de empezar la Liga como titular

Juanjo Narváez se fotografía con dos aficionados zaragocistas en Boltaña. Jaime Galindo.

Juanjo Narváez tiene numerosas opciones de ser la referencia ofensiva del Real Zaragoza el próximo sábado, cuando el equipo aragonés disputará en Las Palmas la primera jornada de la temporada 2022-23. La más que probable baja de Azón, con problemas en su rodilla izquierda, obliga a Carcedo a buscar sustituto al que, en estos momentos, es el delantero titular del equipo. Y Narváez no solo figura entre los candidatos, sino que parece ser el que más posibilidades tiene.

Al menos, eso se desprende del último amistoso de la pretemporada, disputado el pasado domingo ante el Girona. Entonces, con Azón en casa como consecuencia de esos problemas físicos, el elegido por Carcedo fue el colombiano, que formó en punta durante buena parte del choque. Fue sustituido por Giuliano Simeone en el ecuador del segundo periodo.

Precisamente, el argentino es el otro jugador de la plantilla que aspira a comenzar la campaña formando parte de la alineación titular. Sin embargo, su falta de experiencia en la categoría y el hecho de que durante el verano haya alternado la posición de delantero con la de extremo partiendo desde la izquierda podrían restarle opciones en beneficio de Narváez. En todo caso, ambos han recorrido un camino similar en una pretemporada que comenzaron en banda y que han acabado arriba.

Lo que parece claro es que entre ellos está el elegido para sustituir a un Iván Azón cuya presencia en Gran Canaria es cada vez más difícil. El canterano tampoco se ejercitó este martes y todo apunta a que no formará parte de la expedición que se desplazará el viernes a tierras canarias.

Narváez y Giuliano son las alternativas, aunque en la plantilla hay más jugadores que conocen esa posición. Son los casos de Mollejo y el futbolista del filial Puche, si bien ambos parecen más destinados a un costado. De hecho, no han abandonado esa posición en toda la pretemporada.

Si Narváez es el señalado por el entrenador riojano, el colombiano, en la rampa de salida durante todo el verano, pasará a ser la referencia ofensiva de un equipo en el que, en principio, no tenía hueco. O, al menos, no en un once titular en el que el colombiano ya perdió el sitio la pasada campaña, cuando su rendimiento bajó enteros respecto a la anterior.

En todo caso, la salida de Narváez sigue siendo una premisa básica para el club, que, además de liberarse de su alta ficha, confía en obtener dinero procedente de un traspaso que, en principio, tasó en alrededor de un millón de euros. El jugador, que ya rechazó marcharse al Atlético San Luis mejicano, contaba con el interés del Granada, pero el club andaluz desestimó desembolsar dinero por un futbolista del que el Betis posee el 20% de su pase.

Ofertas

El cafetero, que aspiraba a jugar en Primera, también recibió hasta dos ofertas del Elche, en enero de 2021 y hace un año, rechazadas por el Zaragoza, la segunda de ellas de hasta 3 millones con objetivos, pero la entidad zaragocista pidió 4. El gran valedor de esa apuesta para el club ilicitano era Nico Rodríguez, que desde el final del mercado de verano el curso pasado salió del Elche y ahora es el nuevo responsable deportivo del Granada tras el descenso.

A Narváez, que llegó para la 20-21, solo le queda un año de contrato y sus emolumentos suben cada temporada. En la que va a empezar rondan los 400.000 euros más bonus, una cantidad elevada y que el Zaragoza no va a superar en caso de proponerle una renovación, algo que no ha hecho y previsiblemente no hará. Así, la salida del atacante sigue siendo la opción más factible.

El futbolista, con 27 años y que cambió de agencia de representación hace 11 meses para integrarse en Wasserman, firmó por el Zaragoza tras desvincularse del Betis en el verano de 2020, por tres años y con una cláusula de 8 millones de euros (20 si se hubiera subido).

Ahora, con la temporada a punto de comenzar, Narváez podría pasar de la puerta de salida en la que ha permanecido desde que concluyó el pasado ejercicio al campo para ejercer de referencia ofensiva de un Zaragoza en el que el cafetero, que venía de conseguir siete goles en Las Palmas, anotó nueve en su primera temporada en el club aragonés. En la segunda, sin embargo, su rendimiento en este apartado también se resintió ya que apenas fue capaz de anotar dos dianas. El sábado, el colombiano afronta la enésima ocasión para rescatar su mejor versión. 

Compartir el artículo

stats