Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

La maldición del 9

Iván Azón busca acabar con una sequía de dos años y medio de ese dorsal en el Zaragoza. El último gol del 9 fue de Soro, un mediapunta, en Elche en febrero de 2020

Soro celebra con Puado y Vigaray uno de los cuatro goles que marcó en la 19-20, los últimos tantos oficiales con el 9 a la espalda por ahora. ALVARO RIVERO

El dorsal 9 está asociado desde siempre al gol. Pasaba antes y se mantuvo después de 1995, cuando ya cada futbolista tenía asignado su número de forma inamovible todo el curso. Desde entonces, por el Real Zaragoza han pasado muchos arietes, hasta 17, que han llevado esa camiseta ahora de Iván Azón desde su renovación en junio pasado, y el zaragozano, máximo artillero el curso pasado con 7 dianas, debe poner fin a una maldición que dura dos años y medio, ya que desde el 25 de febrero de 2020, en Elche y antes de que llegara el parón por la pandemia en el fútbol, no ha habido un gol del 9 zaragocista que marcara un gol en Liga. 

Ese día lo portaba Soro, mediapunta y que acabó aquel curso con 4 dianas. Así, el último delantero nato en marcar llevando el 9 es Álvaro Vázquez, las dos dianas ante el Sporting el 17 de mayo de 2019 que dieron la salvación aquella temporada. En el curso 20-21, Vuckic llevó ese número y no llegó a estrenarse en 17 jornadas ligueras, mientras que la campaña pasada el dorsal quedó desierto, reservado para Azón, pero el club, por culpa de su maltrecha tesorería, le tuvo que mantener el del filial y no le pudo hacer ficha del primer equipo, ni en verano ni en enero, como les habían prometido, a él y a Francho Serrano.

Azón, de inoportuna lesión con un edema óseo en agosto, cuando en la pretemporada y con el 9 ya había dejado su sello, con tres dianas ante el Lleida, el Nástic y el Al-Shabab, ha vivido con esa dolencia un pequeño retazo de esa maldición

decoration

Así que Azón, de inoportuna lesión con un edema óseo en agosto, cuando en la pretemporada y con el 9 ya había dejado su sello, con tres dianas ante el Lleida, el Nástic y el Al-Shabab, ha vivido con esa dolencia, que le dejó sin jugar hasta la sexta jornada, un pequeño retazo de esa maldición, que ahora, tras tener minutos desde el banquillo ante el Sporting y el Mirandés, quiere dejar ya por fin a un lado, si puede ser como titular ante el Eibar el lunes, en el que puede ser su estreno en el once en este curso. Ese 9 a la espalda da al canterano mucha responsabilidad ante el gol, compartida con Gueye y con Giuliano Simeone, hasta ahora la mejor noticia del ataque zaragocista con las tres dianas que lleva el hijo del Cholo. Pero el 9, el icónico número, es de Azón y ese dorsal necesita del refrendo de los tantos tras ese tiempo de sequía.

Desde 1995, el que más aprovechó el aura de esa camiseta fue Savo Milosevic, con dos temporadas tremendas. En ellas, en la 99-00 y en la 00-01, anotó 38 dianas (17 y 21) en Liga en 72 partidos

decoration

Desde que en 1995 los números pasaron a ser fijos, hasta 17 jugadores distintos han llevado ese 9, empezando por Morientes en la 95-96. Desde ese día, el que más aprovechó el aura de esa camiseta fue Savo Milosevic, con dos temporadas tremendas que le llevaron para siempre al corazón de la aficionado zaragocista. En ellas, en la 99-00 y en la 00-01, anotó 38 dianas (17 y 21) en Liga en 72 partidos, un dato más que demoledor. El segundo 9 más prolífico lo llevó Ángel Rodríguez, este en Segunda, ya que el punta canario hizo 32 tantos en las temporadas 15-16 y 16-17 en 74 partidos. El tercer escalón del podio del 9 es para Fernando Morientes, con 28 goles en Primera entre los cursos 95-96 y 96-97. Yordi, el que más tiempo llevó esa camiseta, con 4 campañas, se quedó en 26 tantos, 15 de ellos de plata.

Yordi, con cuatro temporadas, y Sergio García, con tres, fueron los que más tiempo lo llevaron. A Pier, Uche y Vuckic el 9 no les dio nada de suerte

decoration

Hasta 23 firmó Hélder Postiga en los dos últimos años antes de que el descenso a los infiernos de Segunda se hiciera una realidad, un drama que ni los 14 goles ligueros del luso en el curso 12-13 pudieron evitar. Mientras, en una sola temporada y en Segunda Borja Bastón, en la 14-15, y Borja Iglesias, en la 17-18, llegaron a las 22 dianas, dos delanteros, sobre todo el gallego, internacional absoluto ya de nuevo cuño con estreno en La Romareda, que se ganaron al zaragocista en esta dura etapa.

David Villa, que en su primer año en el Zaragoza portó el 20, firmó 15 goles en Liga con el 9 en la 04-05 antes de poner rumbo al Valencia, 12 millones mediante. Su sustituto fue Sergio García, que estuvo tres temporadas con ese dorsal, donde llegó su explosión como jugador, no tanto como referencia y sí como segundo punta y sobre todo en banda. El 9 del barcelonés firmó 14 tantos y un billete a la Eurocopa con España antes de irse y de que Oliveira en 6 meses fugaces en la 08-09 sellara 9 dianas e hiciera las maletas en enero. También le dio buen feeling el dorsal a Roger Martí, cedido por el Levante y autor de 12 goles en Segunda, mientras que, además de a Vuckic, el 9 no trajo fortuna a Pier en la 97-98, con solo 1 gol, ni a Uche, lesionado de gravedad nada más aterrizar en 2009.

Compartir el artículo

stats