Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Pep Boada toma ventaja

El exdirector deportivo del Granada es ahora el favorito en una pugna en la que ya se estrecha el cerco. Se ajusta al perfil buscado por su pasado y por su salario y Juanan Pérez sigue estando bien situado

Pep Boada, en su presentación en el Granada. Granada CF

El paso de los días ha hecho que el círculo sobre el nuevo director deportivo del Real Zaragoza se estreche y ahora mismo es Pep Boada, el candidato desvelado por este diario, el que tiene ventaja. El exdirector deportivo del Granada, al que Raúl Sanllehí conoce muy bien tras 17 años en el Barcelona, donde ambos coincidieron en la mayoría, ya ha hablado con el director general del Real Zaragoza y se ajusta al perfil buscado, tanto por su currículum como por ser una opción accesible en lo económico y que además supone también la ventaja por el conocimiento directísimo que Sanllehí tiene de él para una estructura deportiva en la que la palabra del director general seguirá siendo determinante en las decisiones, como ya ha sucedido con Torrecilla.

Boada ya sabe de la oferta del Zaragoza y que Sanllehí lo tiene muy bien situado en sus preferencias. Ha hablado el director general con él en las últimas semanas, como lo ha hecho con muchos otros, en un casting abierto y de muchos nombres en el que Juanan Pérez sigue ocupando un lugar muy destacado, pero el exayudante de Martín González en el Getafe y el Osasuna, además de exjefe de ojeadores del Atlético, no tiene un pasado común con el actual director general como sí es el caso de Boada.

Gabi Fernández gusta por su pasado zaragocista y cuenta con el aval de Quilón, pero la cercanía con el Atlético juega en su contra porque no se quiere aumentar una sensación de cercanía entre los dos clubs ya muy extendida

decoration

Sanllehí ya tanteó antes de la destitución de Torrecilla los nombres de Juan Carlos Cordero (Tenerife) y Rubén Reyes (Getafe), que no van a salir de sus clubs, y además de Juanan también ha tenido sobre la mesa otros como Fernando Soriano, Loren Juarros o hasta Gabi Fernández. La de este último es una candidatura que contaba con avales importantes por su pasado zaragocista y en la figura de Manolo García Quilón, agente de Fran Escribá, y en el Atlético, aunque su excesivo vínculo con el club rojiblanco juega en su contra porque no se es partidario desde el Wanda Metropolitano de aumentar la extendida sensación de los lazos más que cercanos entre los dos clubs y de que Miguel Ángel Gil Marín y el Fondo Ares Magamenet están detrás de todo.

Las virtudes de Boada

Sanllehí ha realizado no pocas entrevistas en estas últimas semanas, ha pedido a muchos de los candidatos un esbozo de su proyecto deportivo y tiene previsto decidir antes del final de este mes, en esta semana o inicios de la próxima. Y ahora Boada tiene la ventaja, ya que la predisposición del gerundés (Amer, 12 de febrero de 1962) es absoluta. Boada es un especialista en el fútbol de captación y de cantera, aspecto que también realza su candidatura a ojos de Sanllehí. Se formó en La Masia como jugador, en los inicios de la residencia azulgrana, y volvió al club como técnico, dirigiendo al ya desaparecido Barcelona C donde debutó Messi en 2003.

Fue coordinador de ojeadores en Can Barça en la etapa en que Sanllehí fue responsable primero de Marketing y desde 2008 jefe de Fútbol hasta 2017. Boada, responsable de la captación de Ansu Fati o Busquets, entre otros muchos, y buen conocedor del mercado internacional, se marchó en 2020 del Barcelona y en junio de 2021 llegó a la dirección deportiva del Granada, una experiencia que acabó con el descenso del club nazarí después de un año muy difícil y donde no jugó a su favor su nulo bagaje anterior en ese puesto. Boada llegó para sustituir a Fran Sánchez y con Robert Moreno ya atado como entrenador y después de la traumática salida de Diego Martínez en un Granada que hasta pisó Europa.

Dura etapa en Granada

Sostuvo a Robert Moreno 27 jornadas y recurrió a Rubén Torrecilla como técnico interino desde el filial y a Aitor Karanka para intentar una salvación que no se dio. Tras un verano de pocos aciertos, salvo el meta Maximiano y con una convivencia difícil con Moreno, en enero apostó por reforzar el equipo con jugadores jóvenes (Petrovic, Arezo, Collado, Uzuni) que no dieron el resultado apetecido y el Granada ejecutó la cláusula liberatoria en caso de descenso. Su segundo allí, David Comemala, está ahora en la dirección deportiva del Nástic, por lo que no le acompañaría en el Zaragoza. 

Compartir el artículo

stats