Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Confianza en Gueye

El Zaragoza buscará un delantero en enero, pero la intención absoluta es que el senegalés acabe su año de cesión, lo que también se ha trasladado a sus agentes. “El club cree en el jugador y él tendrá que hacerlo lo mejor posible hasta el final de la temporada”, aseguran

Pape Makhtar Gueye, sonriente antes de una sesión de vídeo con el Zaragoza. JAIME GALINDO

El Real Zaragoza mantiene su confianza en Pape Makhtar Gueye y de momento no se plantea otro escenario que no sea el de acabar la temporada como zaragocista, cumpliendo la cesión por un año con opción de compra en caso de ascenso a Primera estipulada en su préstamo desde el KV Oostende de Bélgica. Así lo entiende la nueva propiedad del club y así se le ha transmitido al futbolista.

“El Zaragoza cree en el jugador y él tendrá que hacerlo lo mejor posible hasta el final de la temporada”, señalan en su agencia de representación. Es decir, en estos momentos la decisión es que el ariete senegalés va a terminar el curso de zaragocista y el club no se plantea romper la cesión en el próximo mercado invernal, pese a que entre los objetivos, además de hasta dos extremos, un medio con llegada, un box to box, y un central, también se contempla el fichaje de un punta que complete el ataque zaragocista con Giuliano, Azón… y el propio Gueye.

No ha tenido suerte el delantero senegalés hasta ahora en su etapa en La Romareda. Llegó sobre la bocina del mercado de fichajes, como una apuesta en la que el club aseguró llevar meses trabajando. Sin embargo, solo ha jugado de titular ante el Granada y el Villarreal B, ambos partidos con Carcedo y quizá el del filial del 'submarino' el de mejor nivel, y en el estreno de Escribá en la Copa, contra el Diocesano, donde el delantero fue sustituido al descanso cuando ya iba perdiendo el Zaragoza y pese a la necesidad de marcar para no caer eliminado, lo que finalmente sucedió. 

Ante el Málaga jugó en los últimos 10 minutos pese a que el encuentro, tras la expulsión de Javi Jiménez al principio, se puso muy favorable al conjunto zaragocista y tuvo todo el control del juego y numerosas llegadas. Sin embargo, Escribá lo dejó en el banquillo hasta la recta final. Gueye, hasta el momento, ha mostrado condiciones de delantero de área y rematador, pero además ha enseñado muchas dificultades en el fútbol asociativo y en el apartado técnico-táctico, algo también visible en los entrenamientos. Con todo, en el club siguen manteniendo que acabará triunfando en La Romareda, teniendo en cuenta que en el Oostende firmó 12 goles el curso pasado y 13, dos de ellos en Copa, en la 20-21, por lo que esas cifras sí invitan a pensar que el ariete todavía no ha dado una versión cercana a su nivel en el Zaragoza. Suma 243 minutos en Liga y 45 en Copa y no se ha estrenado aún.

La operación

El Zaragoza anunció su cesión con opción de compra en caso de ascenso, de tres millones de euros, y en su presentación Raúl Sanllehí aseguró que la operación había sido posible “gracias al esfuerzo del grupo de inversores”. Ese agradecimiento estaría también en el aval de la operación, que algunas fuentes sitúan en el Inter de Miami del que es propietario Jorge Mas, presidente zaragocista. En todo caso, ese aval es para una cesión con opción de compra en caso de ascenso, una operación en la que no parece muy necesario ese tipo de sostén económico.

Escribá: "Mantengo la confianza, le falta adaptarse un poco a todo. Haré todo lo posible para que sea el jugador que todos esperamos”

decoration

“Mantengo la confianza, le falta adaptarse un poco a todo, al idioma y a la Liga y es lógico que, tras haber hecho goles estos años y no hacerlos aquí, por mucho que se aísle, sabe que es objeto de crítica y eso no ayuda. Los jugadores son como mis hijos, los veo los más guapos y los mejores, mi obligación es sacarles la mejor versión. Pape no es una excepción y haré todo lo posible para que sea el jugador que todos esperamos”, dijo Escribá antes del partido ante el Málaga, pero solo le dio minutos en el tramo final.

Cuatro delanteros

En todo caso, el técnico, que a su llegada pidió un tiempo para delimitar las necesidades de la plantilla en el mercado, una vez conociera bien a su vestuario, sí ha atisbado ya que necesita otro delantero, teniendo en cuenta que hasta el momento y con Azón lesionado, está apostando por un 4-4-2 como sistema de cabecera, si bien contra el Málaga ese papel de segundo punta con Giuliano fue de Mollejo, cayendo más a banda, tras hacerlo Gueye ante el Diocesano en la primera mitad.

El club buscará también dos extremos puros, uno en cada ala, un medio que tenga capacidad de llegada y despliegue y hasta un central que ocupe el sitio de Jairo Quinteros

decoration

En todo caso, la prioridad en los refuerzos está en la banda, con hasta dos extremos puros, uno en cada ala (Ureña, del Girona, es una operación ya trabajada por la anterior dirección deportiva), un medio que tenga capacidad de llegada y despliegue y hasta un central que ocupe el sitio de Jairo Quinteros, cuya salida está cantada en enero. La suya y la de varios jugadores más, ya que la idea del club es que haya no menos de cinco despedidas en la reestructuración de la plantilla, operación que se pondrá en marcha cuando Sanllehí cierre el nuevo director deportivo, algo que se confía en que llegue la próxima semana, antes de acabar noviembre.

La idea en las salidas es que sean los jugadores que menos están contando y Lasure, Nieto (uno de los dos), Petrovic, el adiós más deseado por la ficha que libera, Vigaray, aunque condicionado por su baja, o el propio Jairo están entre los candidatos en una lista a la que se puede añadir por ejemplo Manu Molina, cuya situación ha empezado a cambiar mucho con la llegada de Escribá, aunque para Carcedo era casi fijo. 

Eugeni Valderrama, por el contrario, en principio va a seguir pese a su difusa participación en lo que va de temporada y hay otra salida obligada en James Igbekeme, de regreso de su cesión al Columbus Crew. Ahora mismo y con el nigeriano, el Zaragoza tendría las 25 fichas profesionales cubiertas, por lo que cualquier revolución en la plantilla exige salidas, más allá de que el club necesita ampliar el escaso margen salarial que tiene para acometer esa remodelación. 

Compartir el artículo

stats