Real Zaragoza

Valera, el único que juega siempre

El murciano es el único jugador de la plantilla que ha participado en los 18 partidos de Liga y también actuó en Copa 

Ante el Leganés se estrenó como carrilero con gran resultado

Valera protesta durante un encuentro disputado en La Romareda esta temporada.

Valera protesta durante un encuentro disputado en La Romareda esta temporada. / JAIME GALINDO

Jorge Oto

Jorge Oto

Germán Valera es el único integrante de la plantilla del Real Zaragoza que ha participado en los 18 encuentros de Liga disputados hasta ahora. El murciano, que también jugó en Copa frente al Atzeneta, se está mostrando incombustible en esta primera mitad de una temporada en la que está siendo relevante .

Valera es el único que ha jugado siempre, pero en seis ocasiones no ha formado parte del once inicial. De hecho, tan solo ha jugado un partido completo (en la décima jornada contra el Alcorcón en La Romareda). En los otros once que formó parte del once inicial, siempre acabó siendo sustituido.

De momento, la plaga de lesiones que viene azotando al Zaragoza durante todo el ejercicio no ha alcanzado al extremo, que es el séptimo jugador zaragocista con mayor presencia en el terreno de juego con algo más de mil minutos (1.015) lejos de Jair (de largo el efectivo del plantel con mayor participación con 1.515 minutos) y el que más veces (17) ha sido titular.

Precisamente, el central es uno de los cuatro futbolistas que solo se han perdido un encuentro hasta ahora. En el caso de Jair, titular en los 17 choques que ha disputado, solo se perdió el partido jugando en Andorra (0-1), donde cedió su puesto a Lluís López para que el catalán formara pareja con Francés. Curiosamente, dos de los otros tres futbolistas que solo se han perdido un choque hasta ahora no son titulares indiscutibles. Son los casos de Grau, que ha estado en el once inicial en diez ocasiones, y, sobre todo, Bermejo, que apenas ha aparecido cuatro veces en la foto.

Pero solo Valera puede presumir de haber aparecido en todos los compromisos jugados hasta la fecha por un Zaragoza en el que el murciano, autor de un tanto hasta ahora, está teniendo un rendimiento irregular. De más a menos a lo largo del curso, el zurdo ha sido inquilino habitual de la parte derecha del ataque zaragocista para jugar a pie cambiado en busca de la diagonal hacia dentro. También ha actuado en la izquierda, pero su presencia ahí ha sido mucho menos habitual.

Al carril

Pero Julio Velázquez sorprendió el pasado sábado ubicando a Valera en una posición nueva para él esta campaña. Y es que el murciano fue el elegido por el técnico para ejercer de carrilero en un equipo dispuesto sobre una defensa integrada por tres centrales. Y Valera respondió.

Porque el partido del 7 zaragocista fue, seguramente, uno de los más completos del curso. Aportó desborde, profundidad y verticalidad desde su costado, pero lo que más destacó fue su ingente trabajo defensivo. Siempre con Francho al acecho para ayudar en caso de necesidad, Valera se mostró muy seguro durante todo el choque y acabó exhausto ante un descomunal despliegue similar al de Gámez en el otro carril. El valenciano fue, de largo, el mejor zaragocista sobre el campo el pasado sábado.

Valera, cedido esta temporada desde el Atlético de Madrid, está llamado a seguir ocupando un puesto que parece ajustarse mejor a sus características y, sobre todo, a las necesidades de un Zaragoza carente de profundidad y velocidad en zona ofensiva. Con él y Gámez en los costados, el equipo se asegura dinamismo y trabajo. A pierna natural, claro. Valía la pena intentarlo.