Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

JUICIO EN LA AUDIENCIA DE ZARAGOZA

Nueve meses de cárcel por apropiarse indebidamente de la vivienda de su exmujer

El acusado, que ha reconocido los hechos, tenía poder de ruina sobre los bienes

El acuerdo ha evitado la celebración de la vista oral, prevista en la Audiencia de Zaragoza. ANGEL DE CASTRO

Walter A. M. ha reconocido este miércoles en la Audiencia de Zaragoza que trató de apropiarse indebidamente de la vivienda conyugal y aceptó una condena de nueve meses de cárcel. Inicialmente, también se se sentó en el banquillo por haberle quitado la mitad de la cuenta bancaria conjunta que tenía con su exmujer, unos 441.000 euros, si bien por esto último no ha sido condenado.

Junto a él ha sido juzgado su hermano por su presunta implicación en la operación de la venta de la vivienda, pero ha resultado absuelto al comprobarse que no estaba vinculado a las actuaciones ilegales.

El acusado tenía poderes generales y preventivos, más conocidos como poder de ruina, lo que le daba derecho a disponer libremente de los bienes del matrimonio.

Los hechos se remontan al mes de diciembre de 2019 y enero de 2020, fechas en las que Walter A. M. intentó transferir a una cuenta bancaria que estaba solo a su nombre la totalidad del dinero que su esposa tenía en una cuenta particular por importe de 441.00 euros proveniente del reparto del dinero que tenía el matrimonio. Asimismo, la vivienda familiar fue vendida, usando el poder de ruina, a la empresa del hermano del acusado.

La transferencia no llegó a completarse debido a las sospechas que generó en la entidad financiera, así como que la esposa dio orden inmediata dio orden inmediata de que la transferencia fuera retrocedida. No obstante, los 441.000 euros quedaron bloqueados durante 15 días. La venta de la vivienda sí se completó, por otra parte, y se vendió a una empresa propiedad del acusado. La perjudicada buscó asesoramiento legal y ha estado representada por el letrado José Vicente Ariño.

Además de los nueve meses de cárcel (pena inferior a la solicitada inicialmente por las acusaciones y que ha sido suspendida por inferior a dos años) se ha impuesto al condenado una multa de seis meses a razón de 10 euros diarios, así como una responsabilidad civil de 300.000 euros por los daños y perjuicios ocasionados a su exmujer.

Compartir el artículo

stats