Cuando los días se alargan y las temperaturas suben, muchas veces buscamos abrir las ventanas para que haya corriente en nuestras casa. En el caso de tener terraza, a la gente le gusta pasar tiempo en ella ya sea tomando la fresca o un aperitivo. Si tienes un jardín, además de trabajar en las plantas, empieza a organizar sofás, mesas y sillas. Sin embargo, un inconveniente típico de la época estival es la presencia de algunos molestos insectos que pueden provocar infecciones y picores.

Descubren que las plantas ‘planifican’ su lucha contra los insectos Archivo

Las moscas, mosquitos y parásitos son los insectos que más se dejan notar en verano tanto en el interior como el exterior de las viviendas. Para evitar la entrada de estos insectos a nuestro domicilio, el remedio más utilizado es el de poner mosquiteras. Equipados con una gruesa red, bloquean el paso de los insectos. Pero sabemos que no son suficientes. Siempre hay formas de entrar, y a veces hay que abrirlas. Además del uso de 'sprays' o pastillas insecticidas, existen otros remedios naturales para mantener alejados a estos molestos y peligrosos insectos.

Para mantener alejadas las moscas, puedes poner una planta de albahaca en el balcón o en el alféizar de la ventana. Es útil en la cocina, pero su olor sería desagradable para estos insectos. Otra solución es poner pequeños cuencos con granos de pimienta. Las moscas y los mosquitos también parecen no gustar de otros olores. Aproveche su aversión colocando bolas de algodón empapadas en aceite esencial de eucalipto y citronela en pequeños recipientes, o utilice difusores. Para mantener los mosquitos, las moscas y los parásitos alejados de su casa y su jardín, hay otros remedios naturales aparte de la citronela.

Otras soluciones

Contra las moscas y los mosquitos, puedes utilizar geranio perfumado. Esta planta tiene un aroma bastante agradable para los seres humanos pero para los insectos no les resulta tan cómodo. El crisantemo, una flor hermosa y colorida, también parece ser útil para repeler insectos. En cuanto a los parásitos, o flebótomos, se parecen a los mosquitos y son peligrosos para los humanos y los perros. Si le pica este insecto, puede sufrir dolores de cabeza, escalofríos, dolores musculares y otros síntomas. En los perros, la leishmaniosis canina puede ser mortal si no se trata a tiempo. Por esta razón, los perros deben ser tratados con antiparasitarios. Otras medidas son limpiar bien sus casetas, evitar el estancamiento de agua y limpiar los canalones.

Entre las plantas que pueden alejar las plagas se encuentran la albahaca y el romero, pero también la citronela, el geranio y el incienso. Por lo tanto, para mantener alejados a los mosquitos, las moscas y los parásitos, puedes probar remedios naturales antes de recurrir a otras soluciones.