El plan de comercio local de Zaragoza podría contar con una galería comercial al aire libre nueva, además de las once previstas. Se ubicaría en La Almozara, entre las avenidas Pablo Gargallo, Almozara y la ribera del Ebro y completaría así un proyecto que incluye la mejora de la escena urbana y un plan de digitalización que prevé una inversión en los próximos seis años de 51,6 millones, de los que siete se invertirán este, en las dos primeras galerías, Delicias y el Casco Urbano.

La concejala de Economía, Carmen Herrarte, ha logrado sacar adelanta este martes en la comisión de Hacienda y Economía el plan de comercio local con el voto a favor de todos los grupos salvo ZeC, que se ha abstenido. Y lo ha hecho con el compromiso de estudiar la viabilidad de crear una nueva galería en La Almozara, a petición de Vox, que ha contado igualmente con el apoyo del resto de formaciones, con la excepción de la abstención de Zaragoza en Común.

Este proyecto contempla varias líneas estratégicas: la mejora organizativa, el desarrollo de la comunicación comercial y la dinamización de los negocios; la digitalización de los establecimientos; y el desarrollo urbanístico. Esta última se llevaría el grueso de la inversión, con 2,3 millones este año y 4,6 en el 2022, porque para que triunfen es fundamental mejorar su escena urbana.

Casco Histórico:

El plan de comercio local propone crear la galería Zaragoza Esencial que incluiría las calles situadas entre San Vicente de Paúl, Coso, César Augusto y la plaza del Pilar. En una segunda fase se ampliaría con Las Armas hasta la plaza Santo Domingo y sus bocacalles. La propuesta prevé incorporar los principales espacios públicos como lugares de encuentro, como las plazas de César Augusto, San Miguel, Pilar, España, Pedro Nolasco, Santa Marta, la del Teatro Principal y Sas. Potenciando estas zonas la hostelería podría beneficiarse de una ampliación de la superficie para instalar veladores.

Solo Vox y PSOE han presentado votos particulares a la propuesta del equipo de Gobierno de PP-Cs. La ultraderecha, que ha presentado cinco, solo ha conseguido sacar adelante su petición de que se estudie la posibilidad de que La Almozara también tenga su propia galería. Esta petición se ha aceptado con la condición de que se incluirá "siempre y cuando los técnicos consideren que es viable", ha matizado Herrarte, que ha explicado que el proyecto es un documento a largo plazo, flexible y abierto a cambios.

El portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, que ha asegurado que el plan ya cuenta con las demandas de su formación, ha insistido en que sería buena idea incluir aparcamientos en altura para facilitar a los zaragozanos los desplazamientos entre una galería y otra, pese a que el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ya anunció que esta opción estaba descartada.

La movilidad ha sido el tema más recurrente y PSOE, Podemos y Vox han reclamado que se creen espacios de aparcamientos concretos ya que las galerías serán peatonales aunque, según Herrarte, el plan ya contempla alternativas para acceder a los barrios en transporte público e incluso en vehículo privado.

Delicias:

La galería se extendería por las calles Delicias, Pedro de Luna, Antonio Sangenis, el paseo Calanda y la calle Bolivia y sus transversales. Se contempla una segunda área comercial estructurada, según un esquema de espina de pez, por la avenida Madrid hasta la de Navarra con los comienzos de sus bocacalles. De este modo, aunque «no se prevé una alta capacidad de atracción de consumo de otros barrios», sí que se podría dar continuidad a las áreas comerciales de los distritos contiguos y fomentar las ventas entre los propios vecinos.

El PSOE, que ha sacado adelante sus cinco votos particulares, ha solicitado que se dote con dos millones en lugar de uno la partida destinada a la creación de plazas de aparcamiento en las calles del área comercial y Vox ha pedido, sin éxito, que se creen zonas específicas.

Te puede interesar:

También a petición de los socialistas se convocará una comisión de seguimiento, se mejorará la inversión en los barrios rurales, se crearán nuevos puestos comerciales centrados en la agroecología, la huerta zaragozana y los productos de denominación de origen, y se mejorarán las campañas de digitalización entre los comerciantes.

Solo ZeC ha puesto reparos al plan. Su concejal Alberto Cubero ha explicado que no comparten la idea de trasladar la filosofía de los centros comerciales a las tiendas de proximidad. “El pequeño comercio es que tú conoces al tendero y que el tendero te conoce a ti, y esto no lo ofrece un centro comercial”, ha asegurado. Además, ha criticado que se centre únicamente en alrededor de 100 calles, cuando en Zaragoza hay 3.200. “¿Qué pasa con el resto?”, ha cuestionado.