Kiosco

El Periódico de Aragón

CALENDARIO DE ENCUENTROS

Vuelve el ‘streaming’: el careo entre el ayuntamiento, la DGA y el club sobre La Romareda se retransmitirá en directo

El consistorio cita al Gobierno de Aragón, a la DPZ y al club a una reunión el 31 de mayo que será pública y retransmitida mientras Azcón y Lambán se acusan de torpedear el proyecto

Azcón y Lambán se vieron este martes en la FIMA como escenario y La Romareda como asunto pendiente.

El 31 de mayo. Ese es el día propuesto por el equipo de Gobierno de PP y Cs al frente del Ayuntamiento de Zaragoza para sentarse en la casa consistorial con los representantes del Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza y la nueva propiedad del Real Zaragoza. El motivo del encuentro será la nueva Romareda y sobre todo se hablará de cómo pagarla. Y eso en una sesión de trabajo que será retransmitida por streaming a través de YouTube y a la que los medios de comunicación podrán asistir presencialmente. Un show digno de ser contemplado. 

La reunión entre los responsables municipales, el club y el Gobierno de Aragón será la más determinante, pero también la última de las cinco que el Gobierno de PP y Cs han agendado para debatir sobre el futuro del estadio. La primera será el 10 de mayo y en ellas se verán los responsables municipales con agentes deportivos como la Federación Aragonesa de Fútbol, las peñas zaragocistas y el Club Deportivo Ebro.

Una semana después protagonizarán la reunión las asociaciones de vecinos y la Universidad de Zaragoza, mientras que el 20 de mayo será el turno de los agentes económicos. El 26 llegarán los colegios profesionales de arquitectos, ingenieros, economistas y geógrafos. Y la última será la de la DGA.

Todos los encuentros se retransmitirán, según acordaron este martes los grupos políticos, por streaming, algo que no pasa inadvertido cuando el PP fue muy crítico con ZeC cuando tomó esta misma decisión cuando eran gobierno. Sea como fuere, el debate se producirá ante los ojos de todos, si bien parece claro que lo sustancial, lo determinante y el pacto, de haberlo, se alcanzará en los despachos y a puerta cerrada.

Y es que públicamente, ni el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ni el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, pierden la oportunidad de pronunciarse sobre La Romareda cuando tienen un micrófono delante. Y no precisamente para felicitarse mutuamente por los avances. Este mismo martes, y a pesar de que la reunión entre los partidos municipales se desarrolló en un tono cordial y propositivo, ambos mandatarios se atacaron (tras haber compartido paseo en la FIMA) por considerar que es el otro el que está entorpeciendo el futuro de La Romareda.

Reproches mutuos

La ciudad necesita un estadio nuevo, reconoció Lambán, que «está dispuesto a apoyar» el proyecto que salga del consenso municipal, según dijo en Twitter. Pero el debate sobre la ubicación, como defienden también los socialistas del ayuntamiento, no es prioritario. Primero debe decidirse qué estadio se quiere y cómo se pagará. «Existen un cúmulo de interrogantes. No se puede empezar la casa por el tejado», dijo el jefe del Ejecutivo aragonés, que expresó que si lo que busca Azcón es venderse como el valedor del nuevo estadio a un año de las elecciones aproveche la mayoría que le dan los concejales de Vox para plantear el proyecto sin el PSOE.

Pero los socialistas saben que tampoco pueden bajarse del barco del nuevo campo, puesto que además de las elecciones, el año que viene tendrán que definirse también las sedes del mundial de fútbol de 2030, que España y Portugal aspiran a celebrar.

«Lo que hay que poner encima de la mesa es qué modelo de estadio se va a hacer y cómo se va a financiar teniendo en cuenta que el Ayuntamiento de Zaragoza no tiene un duro», zanjó Lambán.

Pero para el alcalde el cuento es diferente. La ubicación, dijo, son los cimientos de la casa que será el futuro estadio. Una vez se defina el emplazamiento, todo lo demás vendrá dado. Azcón aprovechó también para cargar contra el PSOE zaragozano. «Hay que pedirle a los grupos que cumplan su palabra. Habría que presentar tres ubicaciones. Establecer nuevas condiciones en la negociación suena a excusa», afirmó el regidor.

Pero el encuentro entre los equipos de Azcón y Lambán no será lo único jugoso de la retransmisión. Será la oportunidad de que los nuevos dueños del Zaragoza se pronuncien públicamente, eso si el Consejo Superior de Deportes se pronuncia a favor de la operación de compra. Si no, dijo el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, todo seguirá adelante. Zaragoza necesita un estadio sean quienes sean los dueños del club. Y a pesar del politiqueo.

Compartir el artículo

stats