Kiosco

El Periódico de Aragón

LA UBICACIÓN DEL FUTURO ESTADIO

El debate de La Romareda: los grupos descartan San José pero Valdespartera entra en juego

Los grupos proponen la actual ubicación, el Párking Norte y Valdespartera como emplazamientos viables. El PSOE pide definir primero el tipo de estadio y cómo se pagará antes de definir el dónde se hará

Los responsables de los grupos municipales, este martes antes de la reunión sobre el futuro de La Romareda.

Vistos los precedentes, la reunión de este martes entre los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza sobre el futuro de La Romareda ha servido de mucho más de lo que se habría podido esperar. De inicio, se ha descartado casi definitivamente una de las opciones que más habían sonado hasta ahora, la de llevar el estadio a San José. El PSOE, como había anunciado, no presentó sus preferencias sobre la ubicación, si bien el tono del concejal socialista Horacio Royo no fue de confrontación, sino de discusión sobre el proceso que debe llevar a la capital aragonesa a tener un nuevo campo de fútbol.

Para la reunión de este martes, el equipo de Gobierno de PP y Cs había puesto deberes a los grupos municipales. Cada partido debía presentar, en orden de preferencia, las tres ubicaciones para el estadio que fueran de su elección. El PSOE ya anunció que no lo haría, puesto que para ellos el dónde no debe primar sobre otras cuestiones como el tipo de estadio que se pretende hacer o el cómo pagarlo. Sin embargo, Royo dijo que no iban a desechar ni a cuestionar las preferencias del resto de grupos. «No vamos a polemizar sobre las ubicaciones. Si alguien espera que el PSOE se levante de la mesa que espere sentado. Vamos a estar hasta el final para legar a la ciudad un acuerdo político», afirmó el edil socialista.

Más allá de las dudas planteadas por el PSOE municipal, con las proposiciones de cada uno de los partidos, resultaron tres las opciones sobre las que se va a trabajar a partir de ahora para que Zaragoza cuente con un campo «digno de la quinta ciudad de España», como defendió la concejala popular Patricia Cavero. Estos emplazamientos son, en orden, la actual ubicación de La Romareda, la favorita también del alcalde Azcón y de la ciudadanía según consta en los informes municipales; el Párking Norte, en el Actur; y como tercera opción, Valdespartera, una propuesta que ha cobrado fuerza como alternativa tras haberla señalado tanto PP como Cs. Y Podemos tampoco la desdeñó.

Por partidos, el PP propuso, en orden de preferencia, la actual ubicación, el Párking Norte de la Expo y Valdespartera. Curiosamente, sus opciones no coinciden en orden con las de Ciudadanos, su socio de Gobierno y de quien depende el área de Urbanismo. Los naranjas eligieron también como lugar predilecto la parcela en la que ahora se erige La Romareda, pero en segundo lugar pusieron a Valdespartera y luego el Párking Norte, del revés que los populares.

Desde Vox también eligieron la actual ubicación de La Romareda como la opción preferida, mientras que en segundo lugar situaron a Arcosur, en la que sería la zona más próxima a la Feria de Muestras y el centro comercial Plaza, siempre que se prolongara la línea del tranvía. En tercer lugar también pusieron al Párking Norte, cuya parcela es propiedad de la DGA.

Será en suelo público

En Podemos, como ya explicaron el lunes, plantean el Párking Norte como lugar en el que desarrollar un gran proyecto que contemplaría instalaciones y equipamientos más allá del propio campo de fútbol. Sin embargo, también valoraron como positivas la actual ubicación y Valdespartera, pero pusieron las tres opciones en el mismo plano, sin establecer un ránking de preferencias. Eso sí, su idea, la de la Ciudad del Deporte, con un estadio nuevo al lado de los campos de la Federación Aragonesa de Fútbol, no cabría en la actual parcela de La Romareda. «Allí hay 40.000 metros cuadrados, y la mayoría de estadios de las ciudades grandes llegan a ocupar hasta 100.000, por lo que no cabría», dijo el concejal morado, Fernando Rivarés. 

En ZeC, por último, dado que el PSOE no propuso ubicaciones, insistieron en que se reforme el actual campo y no se construya uno desde cero, puesto que esta sería la opción más barata, la más sostenible y la que menos huella de carbono generaría.

Más allá de las distintas opciones planteadas y de las múltiples consideraciones que quedan por zanjar (casi todas), de la reunión de este martes se pudo sacar otra conclusión: el nuevo estadio se levantará sobre suelo público. Todas las ubicaciones planteadas por los grupos cumplen esta condición. «Así se acortarían los plazos y se eliminarían suspicacias y polémicas que siempre surgen con las recalificaciones de los suelos de titularidad privada», dijo el responsable de Urbanismo, Víctor Serrano. Por tanto, la opción de San José, que hasta ahora parecía una de las más factibles, queda fuera de la escena, dado que las parcelas que ocuparía el futuro estadio son de varios particulares y fondos de inversión.

Otra de las opciones que se planteó en el encuentro de este martes, y que no fue rechazada por ninguno de los grupos, fue la esponsorización del futuro estadio. Es decir, que una empresa o marca ceda su nombre al campo a cambio de una suculenta cantidad de dinero, lo que ayudaría a sufragar las obras, que es, por ahora y más allá de la ubicación, la gran incógnita de la nueva Romareda: de dónde saldrá el dinero para levantarla.

Tres opciones muy dispares

Sea como fuere, los plazos políticos vienen marcados por un acontecimiento: el mundial de fútbol de 2030 que España y Portugal aspiran acoger. Será el año que viene cuando la FIFA visite las sedes candidatas a celebrar partidos y también cuando se elegirá al anfitrión del torneo. Entonces, Zaragoza tendrá que tener todo encaminado para presentarse como una opción factible desde el punto de vista de las infraestructuras. Ser la quinta ciudad de España, sin un campo a la altura, no bastará a la capital aragonesa para convencer a nadie. 

Una vez celebrada la primera reunión entre los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Zaragoza, son tres las ubicaciones con las que se va a trabajar en el proyecto de construir una nueva Romareda. En orden de preferencia de los grupos están el emplazamiento actual del campo; el Párking Norte de la Expo, en el Actur; y Valdespartera, en una parcela situada entre el recinto ferial y la salida de la autovía Mudéjar.

La opción de la actual ubicación fue es la predilecta de PP, de Cs, de Vox y también del propio alcalde Azcón. Zaragoza en Común pide que se reforme ahí mismo La Romareda sin derruirla para levantarla de nuevo, mientras que podemos también lo ve como una opción factible. Es, además, el emplazamiento mejor valorado por parte de la ciudadanía, según consta el los informes municipales, pero también es la parcela más pequeña de las tres, lo que podría limitar el proyecto del nuevo campo, que no solo deberá acoger partidos del Real Zaragoza sino todo tipo de acontecimientos deportivos y culturales.

Asimismo, si La Romareda se queda donde está, el ayuntamiento no podría vender esos suelos para levantar vivienda, que serían una buena forma de conseguir dinero y pagar así el nuevo campo.

El Párking Norte, por su parte, el la opción mejor valorada por Podemos. PP, Cs y Vox también la contemplan entre sus tres preferidas. El suelo también es de titularidad pública (de la DGA), y a su lado tendría los campos de la Real Federación Aragonesa de Fútbol, un campo de atletismo, el Campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza y conexión con el tranvía.

La pega es que son terrenos inundables en alguna zona, por lo que habría que elevar la cota del estadio.

Por último, Valdespartera es la tercera opción mejor valorada por los partidos políticos. El tranvía también para cerca y emplazar allí el nuevo estadio serviría para terminar de desarrollar un barrio que no acaba de cerrar sus cicatrices. En este distrito ya se llegó a proyectar un nuevo campo, diseñado por Bofill. El tiempo dirá si 20 años después se convierte de nuevo en la opción escogida. 

Compartir el artículo

stats