Kiosco

El Periódico de Aragón

Huelga bus

PP y Cs rechazan que un mediador reconduzca la negociación de la huelga del bus de Zaragoza

El PSOE insta al Gobierno local a que utilice los «ahorros» de la huelga para pagarlo | La oposición denuncia que el equipo local está «vulnerando» la huelga de Z+M

Usuarios esperando en la parada de bus de plaza España durante una jornada de huelga. ANDREEA VORNICU

Con la vista puesta en los horarios de la huelga del bus que otra vez se retomará el próximo lunes, el Gobierno de PP-Cs ha rechazado (con los votos de Vox) recurrir a la figura del mediador para tratar de atajar el conflicto del autobús urbano. Enquistado desde hace más de un año, con un sinfín de convocatorias de paros acumulados y sin visos de que vayan a suspenderse porque, directamente, no hay reuniones previstas entre las dos partes implicadas.

El PSOE ha presentado una moción al pleno en la que instaba al alcalde, Jorge Azcón, a que contratara a un experto en la resolución de conflictos para acabar con la que ya es la huelga más larga de la historia del transporte público, a la que se suma la de los trabajadores del estacionamiento regulado de Z+M.

«Ha renunciado a resolver los conflictos laborales de las contratas», ha asegurado la portavoz del PSOE, Lola Ranera, dirigiéndose a la concejala de Movilidad, Natalia Chueca, que suma a su gestión una huelga de los trabajadores de parques y jardines, otra de los empleados de los puntos limpios, sin olvidar la del tranvía, la del autobús y la de Z+M. «Su CV como negociadora no tiene mucho que envidiar», ha ironizado la socialista, que ha propuesto que se utilice el dinero «que se ha ahorrado» el consistorio con los paros por cada kilómetro que dejan de realizar los autobuses en huelga.

Desde Podemos y ZeC apoyaron la propuesta que ya impulsaron en 2016 estando al frente de la Alcaldía. Entonces, este contrato le costó a las arcas municipales «50.000» euros y que, ha recordado Ranera, exigió Azcón estando en la oposición.

Compensación de bonos

Desde la formación morada, Amparo Bella también ha solicitado al equipo de Gobierno de PP-Cs que valore la posibilidad de compensar a los usuarios del bus que se ven afectados por los paros, sobre todo a aquellos que tienen bonos. Y desde ZeC, Alberto Cubero ha acusado a Chueca de «ponerse del lado» de las contratas. En cuanto a Vox, Julio Calvo ha explicado que, a su juicio, ya existe un mediador, que es el Servicio de Mediación y Arbitraje (SAMA).

Natalia Chueca ha rechazado la idea de contratar a un experto externo para solucionar los conflictos actuales porque para eso está el SAMA, ha venido a decir. También ha negado que el ayuntamiento se esté «ahorrando» dinero con este conflicto dado que la demanda del transporte público sigue por debajo de la habitual y eso le ocasionó el año pasado unas perdidas de hasta 12 millones de euros.

Pero la huelga del bus no es la única a la que se enfrenta la ciudad. Las trabajadoras del estacionamiento regulado han denunciado que la plantilla ha pasado de los 110 trabajadores que contemplan los pliegos a 94 y acusaron al Gobierno local de beneficiar a la empresa ya que sigue abonando el canon mensual pese a los paros. Una situación que, según Cubero, «vulnera el derecho a la huelga» de sus empleadas porque la empresa sigue ingresando cada mes la cantidad acordada mientras «se ahorra los sueldos» de una plantilla en paros.

Chueca ha explicado que los pliegos no permiten dejar de pagar esta mensualidad y culpó al PSOE por haber redactado un contrato que beneficiaba a la empresa. La concejala de Movilidad ha asegurado que la futura contrata de estacionamiento de la zona azul y naranja tendrá la obligación de subrogar a la plantilla.

Compartir el artículo

stats