Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Instalaciones municipales

La adjudicataria de las piscinas de La Almozara renuncia al contrato

El ayuntamiento volverá a licitar la concesión para iniciar las obras en seis meses | El equipamiento tendrá tres vasos al aire libre, uno cubierto y pistas de ‘crossfit’

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, explicando el proyecto el pasado mes de junio. | JAIME GALINDO

Lo vecinos del zaragozano barrio La Almozara tendrán que esperar un verano más, hasta el de 2024, para poder disfrutar de sus piscinas. La empresa que resultó adjudicataria del concurso para asumir la construcción y explotación de estas instalaciones ha desistido, de manera que el Gobierno de Zaragoza ha vuelto a poner en marcha todo el proceso para volver a licitar cuanto antes la concesión.

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha explicado que, si todo va bien, a mediados de 2023 se iniciarán los trabajos en la explanada de 41.231 metros cuadrados que se encuentra entre las calles Fray José Casanova y Lago, la avenida Ciudad de Soria y el parque de La Aljafería. Las obras se prolongarán durante 20 meses.

Este era uno de los proyectos estrella del Gobierno de PP-Cs, uno de los equipamientos más importantes que se iba a impulsar a través de la colaboración público privada, con una inversión que ascendía hasta los 18 millones de euros.

La empresa encargada de ejecutar las obras lo hacía a cambio de explotar las instalaciones durante 40 años, suficientes para amortizar la inversión inicial. El consistorio, en su licitación, establecía un canon de 300.000 euros anual al que renunció la adjudicataria, una empresa vasca, en su oferta. Una decisión que, según Serrano, ha sido uno de los motivos por los que la empresa no ha conseguido el aval de ninguna entidad financiera, de manera que el pasado mes de agosto solicitó la suspensión del contrato.

«Hemos tenido mala suerte», ha admitido el concejal, que ha señalado que el inicio de las obras se retrasará entre «cuatro y seis meses», de manera que hasta mediados del próximo año no se iniciarán los trabajos.

Las nuevas piscinas

En la nueva licitación apenas habrá cambios, salvo que se reducirá el número de aparcamientos a la mitad, pasando de 500 a 250. El concejal ha explicado que tras actualizar el estudio de viabilidad económica para evitar que la licitación quede desierta se ha decidido mantener las mismas condiciones. En la anterior solo hubo una empresa interesada, la que ha acabado renunciando.

Las futuras piscinas de La Almozara tendrá 41.231 metros cuadrados, tres piscinas al aire libre y otra cubierta, además de una ludoteca, salas de fitness, crossfit y pistas de pádel y atletismo.

La apertura de este equipamientos permitirá salvar una deuda histórica con los vecinos, ya que es de los pocos barrios de la ciudad sin piscinas municipales. Se da la paradoja de que en este distrito hay tres centros deportivos con piscina privados: El Soto, el Tiro de Pichón y el Parque Deportivo Ebro, pero ninguna pública. Pero también servirá para revitalizar la zona y acabar con esta cicatriz de la ciudad, cuyas parcelas pasto de las malezas separan La Almozara con Delicias.

Las instalaciones tendrán una piscina cubierta con ocho calles, un vaso para gimnasia acuática, otro recreativo y una zona de spa con hidromasaje y sauna. No serán las únicas porque también habrá otras tres exteriores, una de adultos con una dimensión de lámina de agua de 680 metros cuadrados, una infantil con un vaso para 630 metros cuadrados y otro de 607 con toboganes acuáticos.

También se construirá una sala de fitness de 1.000 metros cuadros, otras tres para realizar distintas actividades, cuatro multiusos, una de ciclo, otra sala de cuerpo, dos de fisioterapia, una ludoteca, vestuarios, un almacén y una enfermería. Además, habrá ocho pistas de pádel cubiertas, otra de atletismo de 442 metros de longitud y espacio exterior de crossfit.

También se creará una amplia zona de picnic y un solárium de 8.000 metros cuadrados.

Compartir el artículo

stats