Movilidad Urbana

La ampliación de la zona azul a los barrios de Zaragoza no se hará hasta 2024

La licitación del contrato, que se retrasa a 2023, incluye la gestión de la zona de bajas emisiones | Zaragoza no limitará el acceso de los vehículos contaminantes al centro en enero, como obliga la ley

Un joven en una de las máquinas del estacionamiento regulado en una calle de la capital aragonesa.  | X

Un joven en una de las máquinas del estacionamiento regulado en una calle de la capital aragonesa. | X / carlota gomar

Carlota Gomar

Carlota Gomar

La ampliación de la zona azul y naranja al resto de barrios de Zaragoza se retrasa y no se hará efectiva hasta 2024. El área de Movilidad sigue trabajando en la adaptación de los pliegos de un contrato con el que se va a aumentar el número de plazas de pago, que pasarán de las 6.569 que contempla como máximo el actual contrato a más de 23.500.

Un proyecto que está ligado a la puesta en marcha de la zona de bajas emisiones, obligatoria a partir de enero, ya que será la futura concesionaria la que se encargará de instalar las cámaras que controlen qué coches acceden al área delimitada.

La concejala de Movilidad, Natalia Chueca, confirmó a este diario que el contrato no se licitará hasta el próximo año y que la primera fase solo afectará a la zona de estacionamiento actual (principalmente al centro), donde se tendrán que instalar las nuevas máquinas y las cámaras de seguridad.

«Quizá, y solo si es posible, llegue a uno o dos barrios nuevos, pero en principio, la nueva contrata solo tendrá la obligación de sustituir los elementos que ya existen durante el próximo año», explicó Chueca, que insistió en que se priorizarán los distritos en los que se ha solicitado la regulación del aparcamiento.

Este retraso en la licitación se debe al cambio en el horario de pago. Inicialmente, el Gobierno de PP-Cs amplió una hora el cobro de las plazas azules y naranjas por las tardes. Los pliegos se habían redactado con esta novedad hasta que el pleno municipal rechazó la propuesta, obligando al área de Movilidad a adecuar la licitación y los estudios de viabilidad económica.

Sin fecha

Por ahora no hay fecha para que salga a concurso público la gestión del estacionamiento regulado, cuya actual concesión ya ha sufrido dos prórrogas. «Lo antes posible», insiste Chueca, que admitió que hasta el segundo semestre del año no podrá ponerse en marcha, así que nada hace prever que la zona de bajas emisiones entre en vigor antes de las elecciones de mayo.

Ayer la concejala apremió, una vez más, al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) a que elabore el Real Decreto que regule las zonas de bajas emisiones. «Es la única manera de que los ayuntamientos tengamos garantías jurídicas y que no nos tumben en los tribunales el proyecto», explicó, como ha sucedido en Barcelona o Madrid.

Las cuentas de 2023

Precisamente, este fue uno de los asuntos que le recriminó ayer la oposición durante su exposición del proyecto de presupuestos. Por primera vez, el área de Servicios Públicos contará con más de 205 millones de euros con los que, dijo Chueca, se mejora la gestión de los residuos, el mantenimiento de los parques, la limpieza de las calles y el transporte público. Con un incremento de 53 millones desde 2019, la conservadora aseguró que «se rompe ese mantra de la izquierda, que dice que deterioramos los servicios públicos».

Solo Vox rechaza la implantación de la zona de bajas emisiones que Zaragoza tendrá que poner en marcha sí o sí, porque lo exige la Ley del Cambio Climático para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera.

Desde la izquierda, PSOE, Podemos y ZeC coincidieron en el Gobierno de PP-Cs «no tiene un modelo de movilidad». «El tranvía y los carriles bici fueron una gran revolución» recordó Fernando Rivarés, de Podemos, que lamentó que ahora ese gran cambio se limite a comprar autobuses eléctricos.

Una propuesta -- «la única»-- «que se ejecuta con el dinero de otros (de los fondos europeos)», matizó el concejal de ZeC, Alberto Cubero, que echó de menos proyectos como el impulso de nuevos carriles bici, de la ciclologística o la ampliación de la recogida de materia orgánica.

Tres propuestas del Acuerdo por el Futuro de Zaragoza «incumplidas», denunció. El PSOE resumió el proyecto de Natalia Chueca diciendo que «tiene muchas partidas para estudios, pocas actuaciones y es un todo sigue igual». Las tres formaciones lamentaron que desde PP-Cs no estén trabajando en la reordenación de las líneas de bus para recuperar a los usuarios del autobús urbano.