Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Urbanismo

El plan para los suelos de Aceralia sale adelante sin ningún voto en contra

La gerencia de Urbanismo avala que se inicie la recalificación de la parcela | La oposición plantea dudas sobre el proyecto impulsado en el colegio Jesús y María

La parcela de los antiguos suelos de Aceralia, en el barrio del Picarral de Zaragoza. | JAIME GALINDO

Luz verde al plan Aceralia. La gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza ha avalado el proyecto presentado por el Gobierno de PP-Cs que, ahora, tendrá que ponerse a trabajar para diseñar y concretar el proyecto y la modificación del planeamiento necesaria. El de hoy era el primer paso de una operación a largo plazo con la que se quiere cerrar esta gigante cicatriz urbana, en el barrio del Picarral.

No es el único proyecto que tiene que poner en marcha el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, que también ha conseguido la mayoría plenaria para diseñar la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de los suelos del antiguo colegio Jesús y María, donde sus propietarios, Wilcox, quieren construir 160 viviendas de lujo.

Lo que se hizo ayer, en realidad, es aprobar y avalar el interés de ambas operaciones y autorizar al Gobierno municipal para que inicie la tramitación de los expedientes.

En el caso de Aceralia, PP y Cs plantean, de la mano de Saica, construir 850 viviendas (85 públicas) en esta gigantesca parcela 159.080 m² de terreno y que llevan 21 años atascados, además de zonas verdes y equipamientos y nuevos viarios.

En este caso, solo ZeC ha mostrado sus reparos a modo de abstención en la votación, disconforme con el número de VPO que se proponen. Podemos, PSOE y Vox votaron a favor.

Donde más polémica ha habido ha sido en la propuesta para recalificar los suelos del antiguo colegio Jesús y María. Muestra de ello ha sido el resultado de la votación, con el único voto a favor de Vox (además de los del Gobierno), la abstención de PSOE y Podemos y el voto en contra de ZeC, dudosos del «interés general» de la operación, en una pastilla con un alto valor económico en la que Wilcox quiere construir 160 pisos de lujo.

El convenio con la inmobiliaria aragonesa contempla una compensación económica por la revalorización que supone la recalificación para poder construir pisos en una zona que no ha dejado de revalorizarse. Se hará en especie, con la construcción de un equipamiento, zonas verdes y un vial. Todo ello valorado en seis millones de euros.

El concejal del PSOE, Horacio Royo, ha explicado que hay que esperar a los informes que acompañen la modificación del planeamiento propuesta para valorar el proyecto definitivo, aunque ha apuntado que se trata de «una operación privada fallida de una empresa que compró un suelo en desuso y que ahora necesita recalificarlo para construir pisos de altísimo nivel». «Si esta es la solución hay que analizar muy bien el interés general que tiene para la ciudad», ha insistido.

Desde Podemos, Fernando Rivarés ha exigido conocer primer el convenio definitivo, antes de cambiar los suelos para hacer «pisos de lujo». Para el portavoz de ZeC, Pedro Santisteve, se trata de «otro pelotazo urbanístico».

Compartir el artículo

stats