Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

Instalaciones municipales

Los colectivos del centro Luis Buñuel instan a Azcón a que frene el desalojo

La asociación le pide por carta que se siente a negociar una alternativa | A las 9 de la mañana del lunes vence el plazo para abandonar las instalaciones

Acceso al centro Luis Buñuel de Zaragoza. ANDREEA VORNICU

Los colectivos del Luis Buñuel ni se rinden ni reblan. Este domingo se han vuelto a dirigir al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, para solicitarle que frene el desalojo «forzoso» y evite que salgan "perjudicados" por su decisión los usuarios del centro. Lo han hecho por carta, in extremis, a la desesperada y a pocas horas de que venza el plazo otorgado por el consistorio para abandonar las instalaciones, a las 9 de la mañana de este lunes.

Tras la multitudinaria manifestación del sábado, los colectivos pasarán la noche en el centro para evitar que los funcionarios accedan y cambien la cerradura. A pesar de que la Asociación Centro Social Comunitario Luis Buñuel entregó las llaves el pasado viernes, los colectivos no están dispuestos a marcharse, menos sin que exista una orden judicial.

El compromiso del alcalde

«El deber de un alcalde es gobernar para toda la ciudad, con independencia del voto que depositara cada persona en las urnas», le recuerdan en su carta a alcalde, haciendo referencia a unas declaraciones de su discurso de investidura, en el que dijo que quería «un gobierno para todos los ciudadanos, con independencia de su opción política en las urnas».

Desde la asociación le recuerdan que no son sus «enemigos». «Solo queremos hacer de nuestro barrio y de nuestra comunidad un espacio mejor, para todo el mundo», afirman. Por eso le instan a sentarse e negociar, a «encontrar puntos de acuerdo desde los que construir una ciudad mejor para toda la ciudadanía. Sin dejar a nadie fuera».

Desde el Gobierno de PP-Cs iinsisten en que quieren reconvertir el antiguo instituto en un centro de mayores y jóvenes y que la Justicia ha fallado en contra del acuerdo de 2018, cuando el excalcade Pedro Santisteve --afín a la entidad-- firmó el convenio de cesión de las instalaciones.

Subrayan que, según la Justicia, «no tendría ninguna lógica» que se permitiera al colectivo continuar utilizando las instalaciones «durante varios años sin una mínima cobertura preventiva de los gastos» que ocasiona mantener abierto el antiguo instituto.

Compartir el artículo

stats