Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

NOVEDADES LEGISLATIVAS

Los juzgados carecen de personal para aplicar la ley de Custodia Compartida

La norma aumenta el trabajo de tres oficinas que ya reciben ahora casi veinte pleitos cada jornada hábil.Los jueces reclaman a la DGA que habilite una psicóloga para poder desarrollar la mediación familiar.

E. BAYONAE. BAYONA
16/10/2010

 

Los juzgados de Familia de Zaragoza necesitan más medios personales para poder aplicar la ley de Custodia Compartida de Aragón, que entró en vigor el pasado 8 de septiembre y que establece esta fórmula de atención a los hijos en caso de divorcio como "preferente" siempre que el juez no aprecie que la individual a cargo de uno de los progenitores sea "más conveniente".

La norma, aprobada el pasado verano por las Cortes de Aragón a propuesta del PAR, da prioridad a la aplicación del sistema de mediación familiar tanto para cerrar el primer convenio como para poder revisar el que tenga vigente una pareja. La ley lo perfila como "previo al ejercicio de acciones judiciales", y permite suspender la tramitación de estas en el momento en que sea necesario recurrir a los mediadores para determinar alguno de los aspectos en disputa, caso de la custodia o el régimen de visitas.

En este punto es en el que se pone de manifiesto la carencia de medios de los juzgados zaragozanos, explicaron fuentes judiciales. La ley no contempla aumentar la plantilla de las oficinas pese a aumentar su carga de trabajo.

Actualmente, los tribunales de la plaza del Pilar disponen de un equipo de tres psicólogos y una trabajadora social para atender a los tres juzgados de familia. Estas oficinas soportan una descomunal carga de trabajo --el año pasado recibieron 3.916 nuevos asuntos, casi veinte por jornada hábil-- que los satura y que hace que los informes de los especialistas puedan llegar a tardar hasta tres y cuatro meses en llegar a la mesa del juez. A ese volumen se le suman la revisión de casos por la ley de Custodia Compartida y el desarrollo del nuevo papel de los mediadores --fuentes judiciales lo califican de "esencial" para aplicar la nueva norma--, lo que agravará la ya práctica imposibilidad de asumir el trabajo.

Los jueces han reclamado a la DGA que habilite una nueva plaza de psicólogo, cuyo principal cometido sería asumir la mediación efectuando los primeros contactos con los afectados y derivándolos a los mediadores. El Departamento de Justicia está ultimando los trámites para incorporar a un nuevo profesional, aunque su llegada todavía no se ha hecho efectiva.

Los jueces también reclaman que el Equipo de Mediación, adscrito a la Consejería de Servicios Sociales y ubicado en su sede, se traslade a la plaza del Pilar "para optimizar recursos".

Por otro lado, las fuentes consultadas señalaron que la revisión de sentencias de divorcio para sustituir el régimen de custodia estándar por uno compartido será "prácticamente imposible" en los casos en los que, por el paso del tiempo, uno de los cónyuges haya perdido el contacto diario con el hijo.