El Hospital Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Carmen ha despedido de forma inminente a tres trabajadoras sanitarias con amplia trayectoria en la empresa, sin previo aviso en plena séptima ola del coronavirus, donde los recursos sanitarios se deberían reforzar y no recortar, como se está haciendo en este caso, según denuncia el sindicato OSTA.

Las trabajadoras despedidas cuentan con un historial impecable en cuanto a su prestación laboral y al trato con los usuarios. La empresa alega causas económicas y organizativas para el despido, aunque desde OSTA señalan que en ejercicios anteriores ha habido grandes beneficios.

Además, destacan que el centro, dedicado mayoritariamente al sector de la salud mental, se nutre en gran parte de recursos emitidos por la administración pública. Desde el sindicato, afirman que para garantizar la calidad del servicio emitido por el centro, se deben mantener unas ratios de personal dignos, así como respetar los derechos laborales de la plantilla.

Por todos estos motivos, OSTA exige la readmisión inmediata de las trabajadoras, y el cese de las políticas de despidos llevadas a cabo por la dirección de la Fundación. Desde el sindicato trasladan que, la decisión tomada por la Fundación supone un abuso con respecto a los derechos de las trabajadoras y va a suponer un claro empeoramiento de la calidad del servicio emitido por el centro.