Kiosco

El Periódico de Aragón

CONFLICTO OLÍMPICO

Los Juegos darían a Cataluña las sedes que ya preveía en solitario

Confirman la visión de papel secundario de Aragón, que hoy detalla cómo equilibrar el proyecto conjunto

El presidente aragonés, Javier Lambán, y el presidente del COE, Alejandro Blanco, durante su visita a Zaragoza el pasado mes de febrero.

Las espadas están en todo lo alto entre el Gobierno de Aragón y la Generalitat de Cataluña por una candidatura para organizar juntos los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 que cada día parecen más inalcanzables. Las palabras de ambos dirigentes, tanto del catalán Pere Aragonès como Javier Lambán, ya evidenciaban unas diferencias casi irreconciliables sobre cómo repartir las pruebas para concurrir en pie de igualdad. Pero los hechos siguen dando vueltas a la tuerca de la negociación política. Este miércoles, 24 horas antes de que el Ejecutivo aragonés desvele cómo se puede reequilibrar la propuesta técnica a la que el Govern se aferra, este último publicó en su página web oficial todos los informes y cifras sobre el trabajo hecho entre 2018 y 2021 para presentar candidatura en solitario ante el Comité Olímpico Internacional (COI) que confirman, de alguna manera, que este necesitaba buscar sedes fuera de la comunidad y que en la actual tiene a Aragón como el complemento que necesitaba, ya que no renuncia a ninguna de las que ya contaba con acoger yendo en solitario.

En cifras globales, el Govern revela un proyecto cuantificado en casi 1.400 millones de inversión y con unos ingresos previstos de 1.504.379.698 euros. Pero es más relevante el detalle, ya que se detalla dónde tendría su sede cada disciplina y resulta que antes de aparecer Aragón en escena el esquí alpino ya iba a la estación de La Molina-Masella; el hockey sobre hielo, a Barcelona, en el Palau Sant Jordi (con el Nou Palau Blaugrana y el pabellón Olímpic de Badalona como alternativas); y el snowboard y freestyle, en Baqueira Beret; el telemark a "territorios como el Pallars" (o la Alta Ribagorza, plantea también). Es decir, que el documento para ir de forma conjunta respeta todas las sedes y disciplinas asignadas que ya planteaba el Govern yendo en solitario.

Y que, en base a ese mismo documento, denominado Dossier Blau (dossier azul, en catalán), se admite la necesidad de buscar otras sedes fuera de la comunidad para pruebas que, por sus características técnicas y requisitos impuestos por el COI, no podrían organizarse en las pistas catalanas salvo que se afrontara un desembolso millonario. Es el caso, casualmente, del esquí de fondo y el biatlón, que la candidatura conjunta finalmente asigna ahora a Candanchú en el documento validado por el COE, y que ese documento interno catalán nunca se planteó. Pensaba en adaptar el Pla d’Anyella pero que tendría un coste de 18,5 millones iniciales y 25,1 de inversión permanente.

Lo mismo pasaba con el curling, que con Aragón solo podría ir a Jaca, por reunir los requisitos necesarios, y en su trabajo en solitario planteaba que se podía llevar al Pabellón de Badalona invirtiendo entre 2,54 y 5 millones de euros. Una inversión millonaria como la que se necesitaría para albergar pruebas de patinaje artístico o de velocidad, que ahora se otorga a Zaragoza y entonces se admitía que requeriría de otro desembolso millonario, de más de 4,65 millones, para construir pistas en las instalaciones de la Feria de Barcelona.

Son datos que la Generalitat ha hecho públicos este miércoles, un día antes de que Aragón presente su propuesta de candidatura conjunta para reequilibrar un planteamiento que, a la vista de los informes, confirma el papel de secundario que se le otorga sobre un trabajo ya hecho por Cataluña entre 2018 y 2021 para elaborar un proyecto en el que ahora renuncia a nada. Un informe que para Aragón no es baladí, ya que tener pistas como las de Candanchú y Jaca que reúnen los requisitos que Cataluña necesitaba ya antes han marcado de forma decisiva el reparto de sedes y pruebas en la propuesta ya validada la semana pasada por el Comité Olímpico Español (COE) con representantes de la Generalitat y en ausencia de Aragón. Un condicionante que obligaba a destinar el esquí alpino, pretendido por ambas comunidades, a Cataluña.

Lo más llamativo es que este ejercicio de transparencia de la Generalitat surja justo un día después de que Lambán deslizara, el pasado martes, que no descarta plantear al COE una candidatura "enteramente en Aragón"

decoration

Pero lo más llamativo es que este ejercicio de transparencia de la Generalitat surja justo un día después de que Lambán deslizara, el pasado martes, que no descarta plantear al COE una candidatura "enteramente en Aragón", sin Cataluña, si esta no se aviene a renegociar el acuerdo técnico validado el pasado día 1 en Madrid. Y un día antes de que Lambán ofrezca su alternativa de equilibrio que ahora Aragonès se niega a negociar. Los documentos publicados se apoyan en unos criterios de sostenibilidad que fija el COI de minimizar el gasto al máximo pero Cataluña admite con ellos que no podía organizar los Juegos sin realizar algunas pruebas fuera de su territorio.

El Govern de momento descarta ir ahora solo a la carrera por la cita de 2030 y da respuesta en el mejor momento posible a las peticiones de información pública de varios partidos políticos que exigían conocer el trabajo hecho esos años y el dinero gastado (475.000 euros). "Ya están colgados todos los informes completos, con tiempo y forma y tal como tocaba", anunció la consejera de Presidencia, Laura Vilagrà, después de que el 24 de febrero se aprobara una moción en el Parlament que le instaba a publicarlos.

Compartir el artículo

stats