Kiosco

El Periódico de Aragón

GANADERÍA Y MEDIO AMBIENTE

Protesta en Navardún contra la instalación de tres granjas que suman 16.400 cerdos

Una plataforma vecinal inicia movilizaciones para rechazar la implantación de los proyectos en el núcleo de Gordués. Convocan una manifestación en el pueblo para el próximo 1 de octubre

Una vista general de núcleo urbano de Navardún, un municipio zaragozano situado en la comarca de las Cinco Villas. Ritxar Okaranza

Un grupo de vecinos de Navardún (Zaragoza) y de otros pueblos de la Bal d’Onsella se han organizado en una plataforma para movilizarse contra la instalación de tres granjas porcinas, que suman una capacidad de 16.400 cabezas, en este municipio de las Altas Cinco Villas. Con este objetivo, han redactado un manifiesto y han puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en contra estos proyectos ganaderos. Además, han convocado una manifestación en este municipio el próximo sábado 1 de octubre para rechazar lo que consideran "un despropósito".

Desde esta plataforma aseguran en un comunicado que el pasado mes de febrero el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) dio el visto bueno a la construcción de una explotación porcina de 2.000 cabezas en el núcleo de Gordués, que se situaría "a un kilómetro escaso del pueblo de Navardún y en un espacio protegido".

Denuncian además que este proyecto se empezó a tramitar en el año 2020, en plena pandemia, "aprovechándose de una emergencias sanitaria", lo que hizo, sostienen, que los vecinos "no hayamos tenido información oficial", explicaron fuentes de este movimiento vecinal, que asegura contar con la adhesión de un centenar de personas.

"Es todo una estrategia"

También tienen constancia de otras dos solicitudes del mimos promotor para instalar otras dos explotaciones de 7.200 cabezas cada una en una ubicación contigua a la primera instalación. "Pedimos ayuda para parar la construcción de esta macrogranja de 16.400 cabezas porque esta aberración pone en riesgo nuestra salud, nuestros recursos naturales, nuestro medio de vida y desde luego nuestro futuro como pueblo y valle", afirman.

"No estamos del todo convencidos de que se haya seguido el procedimiento adecuado", desde explicaron desde este colectivo, que pone en duda que estas instalaciones "respeten las distancias mínimas que establece la ley de Urbanismo de Aragón". Consideran que aunque "en apariencia" son tres proyectos distinto, conforman "una macrogranja" al localizarse en el mismo emplazamiento y ser del mismo promotor. "Es todo una estrategia para tratar de despistar las instituciones", apuntan.

Actualmente, la normativa autonómica limita el tamaño de una granja de ganadería porcina a un máximo de 7.200 plazas de cerdos de cebo y 2.880 de madres reproductoras.

Compartir el artículo

stats