La batalla dialéctica entre miembros del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Zaragoza ha vivido este lunes un nuevo episodio. Si Javier Lambán y Jorge Azcón se han cruzado distintas acusaciones desde el viernes, hoy ha sido Mayte Pérez la que ha reabierto la disputa, que viene a cuenta de los incumplimientos que una y otra institución se reprochan.

"Leí hace pocos días un reportaje sobre el niño hiperregalado, malcriado, mimado, que le des lo que des nunca es suficiente ni valorado en su medida. El señor Azcón tiene el síndrome del niño hiperregalado. No valora el compromiso ni la voluntad de este Gobierno con la ciudad, intentando responder a las necesidades que él demandaba y así coincidimos en identificar", ha dicho la consejera de Presidencia en una comparecencia en el Pignatelli.

"Es necesario aclarar cuál ha sido la evolución del Ayuntamiento de Zaragoza. Nos caben dudas, que no sabemos si son por desconocimiento o por mala fe", ha proseguido Mayte Pérez, que ha asegurado que Azcón "solo quiere utilizar el ayuntamiento como elemento de confrontación". Lambán, dice, lleva 8 años construyendo puentes con Zaragoza: Ley de capitalidad, convenio económico-financiero, fondo de financiación municipal, más financiación para la dependencia. "El señor Azcón ha tratado en menos de un año de dinamitarlo. Además, nosotros cumplimos, Azcón incumple".

Respecto a la reunión bilateral pendiente entre las dos instituciones, la consejera ha garantizado que en la DGA "queremos que se convoque porque tenemos la conciencia tranquila de haber cumplido con los compromisos adquiridos en su día".

Incumplimientos

Sin embargo, "el Ayuntamiento de Zaragoza ha incumplido y lo sabe. Y lo que pretende es tapar esos incumplimientos incorporando nuevos elementos en el debate para emponzoñar y ocultar. Nos vemos en la obligación de contextualizar todo. Aquí no hay versiones, solo existe la realidad y la ficción", ha insistido antes de recordar que la última transferencia de Luisa Fernanda Rudi a Zaragoza "fue de 11,3 millones y la de 2021 asciende a 34,5 millones. No queremos participar en el bucle en el que nos quiere meter Azcón. Es una huida hacia delante para tapar sus incumplimientos, sus ineficacias, para utilizar a los zaragozanos como ariete contra la políticas de Lambán".

"No sé qué haría el señor Azcón si no estuviera el señor Lambán. Constantemente se saca de la chistera culpabilizar no solo a quien le ha tendido la mano sino que se ve el salto cualitativo que ha tenido esta ciudad y lo que seguiremos invirtiendo. Son 16 ayuntamientos los que van a hacer vivienda. ¿Han oído a alguno quejarse? No, ninguno. Solo uno: Azcón. Explica su estrategia partidista de confrontar contra el gobierno de Aragón, pierda quien pierda. Pero que quede claro que no corre peligro ninguna inversión".

Acompañada por el director general de Administración Local, José Ramón Ibáñez, Mayte Pérez ha recordado que el presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, asumió desde el principio “la necesidad de entendernos y de atender las necesidades que planteaba el ayuntamiento”, lo que se tradujo primero en la aprobación en 2017 de la Ley de Régimen especial del municipio de Zaragoza, más conocida como Ley de capitalidad.

A esto le siguió, según informa el Gobierno de Aragón, el acuerdo para el convenio económico-financiero por el que el consistorio recibirá 112 millones de euros hasta 2024, el fondo de capitalidad, la mejora para la financiación de la dependencia o el desarrollo de proyectos industriales y residenciales en beneficio de los zaragozanos. "El último hito es la aprobación de la ley que regula el Fondo Aragonés de Financiación Municipal, que entró en vigor el pasado 1 de enero".

Respecto a Fondo de Financiación Municipal, la consejera de Presidencia ha explicado que se trata de una "normativa histórica y muy demandada", que blinda las transferencias a los ayuntamientos y que fija unos incrementos anuales que se consolidan en ejercicios posteriores.

Esta consolidación no estaba incluida, sin embargo, en la Ley de capitalidad, "de forma que los 8 millones de euros transferidos al Ayuntamiento en 2020 aumentaron en 299.926 euros, en 2021 lo hicieron en 33.023 euros (hasta 8.033.023 euros) y para 2022 lo hará en 953.999 euros, sin que esas cantidades se fueran consolidando como sucederá a partir del 1 de enero".

La singularidad de Zaragoza

Mayte Pérez ha insistido en que el Gobierno de Aragón "reconoce la singularidad que tiene la ciudad de Zaragoza", pero también ha resaltado que el Ejecutivo autonómico atiende “con el mismo nivel de compromiso al resto de los 730 ayuntamientos que componen la comunidad autónoma, de forma que se evite caer en una discriminación territorial".

Para su financiación, fuera de la participación en los ingresos del Estado –por la que Zaragoza recibe 350 euros por habitante frente a los 197 de Huesca, los 193 de Teruel y los 167 euros del resto–, "el Ayuntamiento de Zaragoza recibía hasta ahora las transferencias que fijaba la Ley de capitalidad, que incluyen los mencionados 8 millones de euros más los 20 millones aprobados en el convenio económico-financiero hasta 2024, a lo que se suman las encomiendas de gestión".

La respuesta del ayuntamiento

La respuesta por parte del Ayuntamiento de Zaragoza no se ha hecho esperar. La concejala de Hacienda y portavoz del equipo de Gobierno de PP y Cs, María Navarro, ha convocado a los medios para decir que las palabras de la consejera Mayte Pérez le han resultado "cuando menos sorprendentes". "Este ayuntamiento ha creído siempre en la colaboración institucional. Hemos defendido siempre que las instituciones tenemos que llegar a acuerdos en beneficio de los ciudadanos. Y estos años nosotros hemos obrado en consecuencia", ha asegurado Navarro.

Así, la concejala de Hacienda del ayuntamiento ha criticado las palabras de Pérez en lo que se refiere a la comisión bilateral entre ambas instituciones, que debe celebrarse en las próximas semanas. Durante estas semanas se están reuniendo los técnicos de ambas administraciones para tratar de cerrar un orden del día y pactar los acuerdos antes de que los políticos los escenifiquen.

A esas reuniones técnicas, ha afirmado Navarro, "no vamos ni asistimos los políticos", por lo que debe respetarse la labor de los "altos funcionarios" que están trabajando en las reuniones previas a la bilateral entre Lambán y Azcón. Sí que ha dicho la concejala de Hacienda que no están de acuerdo con la ley de Financiación Local. "Lo único que hemos dicho es que, obviamente, no podía ser que la capital de Aragón haya reducido esa prerrogativa de que sea la capital de Aragón", dijo, ya que según el consistorio la nueva norma de Financiación reduce las expectativas de Zaragoza de recibir fondos de la DGA frente a la ley de Capitalidad.

"Queremos explicar por qué debíamos revisar esa ley, porque atacaba al sistema de financiación propio. No voy a insultar a nadie, hay que respetar los trabajos de los técnicos. Tiene que haber una bilateral para llegar a acuerdos y defender el interés general. No hay que entrar en descalificaciones porque eso evita los acuerdos", ha dicho Navarro también en referencia a los calificativos de Pérez contra Azcón.