Kiosco

El Periódico de Aragón

CASADEMONT ZARAGOZA

El Casademont Zaragoza dejaría de ingresar 600.000 euros si no juega en Europa

El club explora las vías, recibir invitación para la Champions o solicitar plaza en la FIBA Europe Cup

San Miguel defiende a Kenny Chery en el partido que el Casademont Zaragoza disputó ante el Avtodor Saratov en la FIBA Europe Cup. ÁNGEL DE CASTRO

El Casademont Zaragoza ha expresado en múltiples ocasiones la importancia que tiene para el club y para el proyecto estar en competiciones europeas y esa es también su intención, o su deseo, para la próxima temporada. Al haber concluido la Liga Endesa en decimosexta posición, no se ha ganado una plaza deportivamente, igual que el curso pasado, pero trabaja para conseguirla. La Basketball Champions League concede cada año cuatro invitaciones y el Casademont estará muy atento a esta posibilidad. Si no, pedirá plaza de nuevo en la FIBA Europe Cup.

Es todavía pronto y no será sencillo, pero ese es el deseo del club aragonés. Estar o no estar en Europa tiene consecuencias económicas y deportivas para cualquier entidad. La estimación es que el Casademont Zaragoza podría dejar de ingresar hasta 600.000 euros si no participa en Europa, entre patrocinios, ayudas públicas y abonos, y además es más sencillo convencer a jugadores europeos y extranjeros si hay una competición continental de por medio.

El club aragonés lleva tres temporadas consecutivas compitiendo en Europa, después de haberlo hecho durante dos campañas en la Eurocup en 2015 y 2016, y con una clara apuesta por las competiciones que organiza la FIBA. En 2019-20 podía haber elegido la Eurocup por posición en la Liga pero se inclinó por la Champions, que ha tenido un gran crecimiento desde su creación en 2016. En 2019 y 2020 pudo estar por derecho propio en la BCL, pero la temporada pasada no obtuvo plaza y acabó convirtiéndose en el primer club español en participar en la FIBA Europe Cup. Sin ningún éxito, porque cayó eliminado en la fase de grupos con solo dos victorias en seis jornadas.

El reparto

Ahora tampoco tiene plaza deportiva, por lo que deberá esperar, como mínimo, a que terminen las competiciones domésticas y se vayan repartiendo todos los puestos. Tampoco se conoce aún a ciencia cierta cuántas plazas tendrá España en cada competición. Por ejemplo, ahora mismo el Valencia Basket es uno de los tres candidatos a recibir una invitación para la próxima Euroliga.

También están pendientes de su participación en Málaga. El Unicaja quiere estar en la próxima BCL, pero en principio tampoco se ha ganado plaza deportivamente en el torneo. Así que está esperando la decisión de su predecesor en la tabla, el Breogán, para ver si puede optar a la Champions o debe apuntarse a la FIBA Europe Cup. El club gallego no se ha cerrado la puerta a estar en Europa pero, según explicó su presidente, cuando reciban la confirmación de plaza tendrán que comprobar si cuentan con el soporte económico necesario para afrontar esta nueva aventura.

Por delante no parece que vaya a haber más renuncias de clubs, aunque falta concretar qué equipos irán a qué torneos, con cada vez más entidades apostando por las competiciones FIBA en lugar de las de la Euroliga (la propia Euroliga y la Eurocup). El máximo organismo europeo antepone los criterios deportivos a la hora de elegir a sus participantes. En la Champions, España ha tenido hasta ahora cuatro participantes, mientras que hasta la actual temporada de la FIBA Europe Cup cada federación podía inscribir un máximo de dos equipos y, si estos no utilizaban sus derechos de participación, la propia FIBA decidía la asignación de esas plazas. Esta pasada temporada la ACB ha tenido tres equipos en Euroliga, cuatro en Eurocup, cuatro en Champions y uno en la FIBA Europe Cup, el Casademont.

Compartir el artículo

stats