Instantes antes de apagarse el semáforo, cuando millones de personas están pegadas al televisor, la jota ha sido protagonista en el Gran Pemio de Aragón de MotoGP. Sobre el trazado del circuito de Alcañiz, Nacho del Río ha sido el encargado de cantar una pieza musical, acompañado en la parte instrumental por dos grupos locales de la localidad turolense.

De esta manera, la jota ha tenido un escaparate perfecto para seguir mostrándose y continuar su camino para ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en la famosa lista de la Unesco, en lo que seguro que ha supuesto un impulso para su candidatura en un año en que los representantes de la danza y el cante tradicional aragonés será los encargados de dar el pregón y el pistoletazo de salida a las fiestas del Pilar.

Minuto de silencio

Por otro lado, otro de los momentos destacados antes del inicio de la carrera reina ha sido el minuto de silencio como muestra de respeto tras el fallecimiento de la Reina Isabel II de Inglaterra en el que han tenido protagonismo los pilotos británicos de la parrilla. La anécdota ha estado en que, como ni el Gobierno de España ni el Gobierno de Aragón han decretado luto oficial por el fallecimiento, tanto Mayte Pérez, consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, como Ignacio Urquizu, alcalde de Alcañiz, han tenido que dar un paso atrás por mera cuestión de protocolo, aunque han respetado como no podía ser de otra manera el sentido homenaje.

Por lo demás, el Gran Premio de Aragón ha vivido su día grande. La actividad comenzó temprano, con los entrenamientos libres en el que los pilotos comenzaron a desengrasar sus motores ante la atenta mirada de no pocos aficionados madrugadores que no se quisieron perder ni el calentamiento. Poco a poco las gradas se comenzaron a poblar y para el inicio de la primera prueba, la de Moto 3, el circuito presentaba ya un gran aspecto.

Los lapsos de tiempo entre carrera y carrera eran los momentos idóneos para que los más afortunados trataran de sacarse fotos con algunos rostros conocidos que se dieron cita en Alcañiz ayer. Dos de los más solicitados fueron Dani Pedrosa, que colabora con un equipo del Mundial, y Sete Gibernau, que hizo las labores de comentarista para la televisión pública.

Aunque también hubo presencia de personalidades alejadas del mundo del motor, entre la que destacó la de Javier Tebas, el presidente de LaLiga de Fútbol, en un día en el que el único lunar ha sido la prematura retirada de Márquez en la primera vuelta, de nuevo el más buscado, como durante todo el fin de semana.