EL CAMINO AL 28M

Teruel Existe insiste en que no estará en un Gobierno de Aragón "que necesite a Vox, con cualquier fórmula"

Los candidatos al Ejecutivo de la comunidad desvelan sus cartas para conseguir formar Gobierno tras las elecciones

Tomás Guitarte, en un momento del debate en EL PERIÓDICO DE ARAGÓN.

Tomás Guitarte, en un momento del debate en EL PERIÓDICO DE ARAGÓN. / ÁNGEL DE CASTRO

Sergio H. Valgañón

Sergio H. Valgañón

Las elecciones autonómicas se acercan y los pactos siguen siendo el punto definitorio de cara al resultado del 28M, día en el que previsiblemente no habrá ninguna mayoría absoluta. Las matemáticas son sabias y las sumas son muy diferentes, pero el resultado recae en la mano de Teruel Existe, que será, en principio, la fuerza que decidirá si el Ejecutivo aragonés se mantiene en el lado progresista o busca un cambio conservador.

Guitarte, de Teruel Existe, ha refrendado que no estará "en ningún Gobierno que necesite de Vox, en cualquier fórmula". La insistencia del resto de los candidatos ha hecho que Guitarte aclare una posición que, sin embargo, ha tapado bajado el mantra de que su formación "no cree en los bloques ideológicos y que la elección no será en función del candidato". Pese a ello, en un tono tenso pero que ha arrancado algunas risas, ha asegurado que Teruel Existe "solo quiere ser como la sociedad que aspiramos a ser". Sobre Vox, una vez más, crítica dura a que leen "la Constitución a la mitad" e insistiendo en que "hay una serie de incompatibilidades que que impide pactar con ese partido".

Alejandro Nolasco, de Vox, ha exclamado que junto a Teruel Existe "se pueden hacer cosas por Teruel", y ha exigido "respeto" al posible resultado que su formación puede conseguir el próximo 28M. El candidato ha afeado a Jorge Azcón, del PP, un trato paternalista, porque "las cuentas no salen y habrá que llegar a acuerdos, pero no se puede engañar a la gente". "Compartimos cosas con Teruel Existe, con el PP, con Ciudadanos y con el PAR", ha resumido Nolasco, que ha criticado que el voto de Azcón es "sorpresa" porque no desvela sus pactos.

Azcón ha huido de verse asociado con Vox y ha insistido en que las encuestas "dan como ganador al PP". Agarrado a esa postura, el candidato popular ha afirmado que votar a CHA, a Podemos y a IU es "votar a Lambán". "Estamos dispuestos a hablar con todos aquellos que quieran un cambio de gobierno hacia un modelo moderado", ha terminado Azcón, que no quiere "una jaula de grillos", como ha definido al cuatripartito que hoy gobierna en Aragón.

Los socios de Gobierno han defendido su tiempo en el Ejecutivo y ha insistido en que son las formaciones adecuadas para llevar "algo de progreso" hasta el Pignatelli. José Luis Soro, de Chunta Aragonesista, ha asegurado que se han acabado "los clavicos del abanico, porque están el PP y Vox, y luego los demás", tras la aclaración de Guitarte. "Queremos seguir en el Gobierno, arriesgando, pero tenemos la obligación de llegar a un acuerdo y estoy seguro de que vamos a conseguir esa mayoría", ha culminado Soro. Maru Díaz, de Podemos, también ha protegido su papel en el Gobierno y ha insistido en ese análisis que deja a Azcón y a Nolasco solos en las Cortes de Aragón: "Queremos un gobierno de izquierda, con más fuerza y que siga pensando en la gente".

El candidato del PAR, Alberto Izquierdo, ha dicho que su partido "sigue estando en el centro", y ha pedido "respeto" a todas las formaciones que consigan representación. "Habrá que ver las mayorías y pensamos que la política la hacen las personas", además de añadir de que la política en la comunidad se hace en la tierra, criticando la continua presencia del líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, en Aragón: "Jorge, ya vale de que venga tu jefe a escoltarte". Con todo, Izquierdo ha cerrado la puerta a una alianza con Vox, por propuestas como el trasvase del Ebro, ya que el PAR "no estará con aquellos que quieran destruir Aragón".

El líder de Izquierda Unida en la comunidad, Álvaro Sanz, ha criticado la "colaboración público privada" de la que hacen gala muchos candidatos y ha asegurado que su formación estará en un Gobierno que quiera "más sector público y menos privado". "Este debate es bueno para saber qué mirada queremos afrontar en el futuro a corto plazo", ha finalizado. Por su parte, el candidato de Ciudadanos, Carlos Ortas, no ha terminado de ser transparente en las posibilidades que el partido naranja tiene para pactar, pero sí ha insistido en que quiere "un Aragón mejor para los aragoneses, centrado mucho en las familias".

Azcón acelera las negociaciones con Vox para formar gobierno la próxima semana

Los rostros de la política

La (falsa) igualdad en la política aragonesa

La (falsa) igualdad en la política aragonesa

como lo definió Biel. Alcanzó pactos con el PSOE de Marcelino Iglesias y con la derecha de Luisa Fernanda Rudi, que le mantuvieron en el poder. Es indudable que el poder desgasta y que al PAR le han pasado factura tantos años en el Gobierno. Pero también ha contribuido a su pérdida de apoyo ciudadano algunas alianzas electorales y pactos de gobierno que no ha comprendido el electorado. Sin olvidar el cambio de la sociedad, la fragmentación del voto en un mínimo de ocho partidos y la crisis del aragonesismo. Un dato concluyente: en las elecciones autonómicas y municipales, los partidos aragonesistas han logrado apenas 47.000 votos y cuatro diputados, un tercio de los sufragios del PAR en 1983.

El PAR: la caída de un gigante

El PAR: la caída de un gigante

La resaca electoral

El adiós de Cosculluela

El adiós de Cosculluela