Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

MÚSICA EN DIRECTO

El folk aragonés no sonará en estas Fiestas del Pilar tras décadas presente en la programación

Un total de 45 grupos de la tierra han firmado un comunicado en el que critican la decisión del Ayuntamiento de Zaragoza. Desde "finales de los años 70", la programación municipal de los Pilares siempre había incluido alguna banda de folk aragonés

Concierto de La Ronda de Boltaña en las Fiestas del Pilar del año 2019.

Va a ser realmente extraño, pero en estas Fiestas del Pilar no sonará la música de La Ronda de Boltaña. Su ausencia podría entenderse como una decisión para dar cabida a otras bandas de la tierra, pero lo que poca gente comprende es que en la programación municipal no haya ningún representante de la música folk aragonesa. Los propios grupos no entienden las razones y por eso han realizado un comunicado para trasladar su sorpresa y su enfado en las redes sociales.

«El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido suprimir el escenario folk de las Fiestas del Pilar. Un espacio que se ha mantenido desde finales de los años 70 (...) y al que el público acudía para escuchar y disfrutar de los grupos que han rescatado, divulgado y actualizado nuestras raíces musicales (...). Comprobamos con tristeza cómo un patrimonio común, que debería ser defendido por todos, independientemente de ideas y gustos, es despreciado por una de las instituciones más importantes de nuestra comunidad», se indica en el comunicado. Un texto firmado por 45 agrupaciones musicales, algunas tan conocidas como La Ronda de Boltaña, Biella Nuei, Dulzaineros del Bajo Aragón, El Mantel de Noa, Ixo Rai!, Joaquín Pardinilla Sexteto, La Orquestina del Fabirol, Lurte, O’Carolan, Olga y los Ministriles o Vivere Memento.

Los grupos aceptan (aunque algunos no lo comparten) que el ayuntamiento haya decidido eliminar los escenarios donde solía cobijarse en los últimos años el folk aragonés (sobre todo la plaza San Bruno y la del Justicia), pero lo que no entienden y lamentan es que ningún grupo de música tradicional haya tenido cabida en otro escenario. «Pensábamos que alguno iría por ejemplo al de la Estación del Norte, pero no ha sido así y lo cierto es que llama mucho la atención», lamenta el músico Miguel Ángel Fraile (O’Carolan y El Mantel de Noa).

En el comunicado, las agrupaciones dejan claro que no están reclamando tocar «en el centro de la ciudad»: «Simplemente sentimos que han robado las Fiestas del Pilar a muchos aragoneses».

El año de la jota

Los grupos firmantes consideran que su ausencia aún se entiende menos en este año en el que la jota afronta su carrera para ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en la famosa lista de la Unesco. «En estas fiestas se mostrará, como es lógico, holgadamente la jota, una parte importante pero no exclusiva de ese patrimonio; pero ¿y el resto?», se preguntan los grupos en el comunicado. En este mismo sentido se manifiesta Manuel Domínguez, de La Ronda de Boltaña: «Nos parece genial que hayan programado mucha jota, pero no entendemos que sea la única representación del folclore aragonés».

Durante años, los diferentes consistorios programaban para las fiestas un ciclo bajo la denominación Pilar Folk que aglutinaba estas propuestas junto a otras bandas étnicas y de raíz de fuera de Aragón. Unos conciertos que se celebraban sobre todo en la plaza San Bruno, pero también en la del Justicia y San Felipe. Estos escenarios, sin embargo, han desaparecido este año para, según el ayuntamiento, descentralizar las fiestas y llevarlas a más barrios de la ciudad. «En mi opinión personal creo que el centro va a perder mucho ambiente, pero lo que no se entiende es que no haya ninguna banda de folk en la programación. Es un error gravísimo», subraya Joaquín Pardinilla, que confía en que el fallo «se subsane» de cara al próximo año.

"Desde finales de los años 70 siempre ha habido un espacio para el folk aragonés en las Fiestas del Pilar"

decoration

En estos Pilares, los únicos representantes del folk aragonés serán Ixo Rai!, si bien su actuación no se enmarca bajo el paraguas de las fiestas porque se celebra el 7 de octubre, un día antes del pregón. Además, el que podría ser su último concierto no está incluido en la programación municipal, ya que el grupo intentó alcanzar un acuerdo con el ayuntamiento para tocar en la plaza del Pilar (como era su deseo) pero al final no pudo ser.

Serán muchos los que echen de menos a La Ronda de Boltaña en estas fiestas. De hecho, desde su debut discográfico en 1996, la formación altoaragonesa solo ha faltado una vez a los Pilares, algo que sucedió hace ya bastante tiempo. «Nos da pena porque siempre solíamos acabar ahí la gira de verano e incluso hemos cerrado varios años las fiestas con el tradicional 'Somos' de José Antonio Labordeta, pero qué se le va a hacer. Lo que más lamentamos es que no haya ningún otro grupo de folk aragonés», señala Domínguez. Ahora, las bandas firmantes solo esperan que el año que viene se llene de alguna forma ese vacío.  

Este es el comunicado completo:

PILAR SIN FOLK

Un pueblo sin raíces es un pueblo sin alma y sin futuro

La música de tradición popular es siempre la más actual, porque cada año cobra vida en nuestros pueblos y ciudades, en sus celebraciones, y no sucumbe al vaivén de las modas. Es la música que une a las generaciones, pequeños, mayores y ancianos, porque remite a quienes fuimos y muestra el camino hacia quienes seremos. Su reinterpretación constante y en sonoridad multicolor desde los diferentes grupos folk nos enriquece como aragoneses y como ciudadanos del mundo.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha decidido suprimir el escenario folk de las fiestas del Pilar. Un espacio que se ha mantenido desde finales de los años 70 del pasado siglo, con las primeras fiestas democráticas, y al que el público acudía para escuchar y disfrutar de los grupos que han rescatado, divulgado y actualizado nuestras raíces musicales. Hablamos de grupos de músicos jóvenes, que demuestran que nuestra música folk sigue muy viva, y hablamos también de grupos veteranos, que han defendido la música aragonesa en escenarios de España, Alemania, Francia, Portugal, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Latinoamérica, Israel...

Pero la capital de Aragón no nos invita a la fiesta. Después de los dos años tan duros que hemos pasado, donde las actuaciones musicales han sido suprimidas o reducidas, los músicos aragoneses que trabajan con la música de raíz, profesionales o no, no podremos actuar en las Fiestas del Pilar, para disgusto de tantos seguidores y aficionados que reclaman nuestra presencia.

Pero además, el escenario folk permitió durante años el compartir con grupos venidos de otras comunidades y países esas melodías que, desde la antigüedad, han sobrevolado fronteras geográficas, esos ritmos familiares o sorprendentes, que nos han hecho hermanarnos y crecer juntos como músicos y como seres humanos.

Comprobamos con tristeza cómo un patrimonio común, que debería ser defendido por todos, independientemente de ideas y gustos, es despreciado por una de las instituciones más importantes de nuestra comunidad, el ayuntamiento de su capital. En estas fiestas se mostrará, como es lógico, holgadamente la jota, una parte importante pero no exclusiva de ese patrimonio; pero ¿y el resto?. Un pueblo sin raices musicales profundas y renovadas no podrá desarrollar una música realmente original.

No reclamamos el centro de la ciudad. Simplemente sentimos que han robado las Fiestas del Pilar a muchos zaragozanos y aragoneses que llenábamos las plazas de la música folk desde hace decenas de años. Queremos agradecer a todos los que nos habéis mostrado vuestro apoyo y vuestra repulsa a la actitud del Ayuntamiento. Por nuestra parte, seguiremos con muestro trabajo porque la vitalidad de la escena folk aragonesa puede superar estos obstáculos y muchos más.

Compartir el artículo

stats