El Ayuntamiento de Huesca trabaja en una reordenación de espacios que permite conjugar una mejora de la movilidad a través de los nuevos carriles bicis, con los que se logra una mayor pacificación de las calles, con una reorganización de las zonas de estacionamiento. Un plan que además engloba actuaciones de mejora en las aceras.

Esta estrategia de movilidad se enmarca dentro del proyecto E-Motion, que cuenta con una inversión de 379.800 euros procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia - financiado por la Unión Europea – Next Generation EU, destinados a la ampliación en 4 kilómetros del carril bici urbano, que se sumarán a los 12,5 kilómetros que actualmente vertebran la ciudad de un extremo a otro, y que permitirán unir buena parte de las instalaciones deportivas, fomentando así el uso de un trasporte sostenible.

Según explica la concejal de Urbanismo, María Rodrigo, esta actuación «está concebida como algo más que la construcción de nuevos carriles bici. Aprovechando su implantación, se va a avanzar en transformar una parte de la ciudad en el marco de esa estrategia de movilidad que permita que el peatón gane espacios sin que los vecinos de las zonas en las que se actúa vean mermadas sus necesidades de aparcamiento».

Para ello, «hemos diseñado un plan que incluye la redistribución de las plazas actuales, la reorganización de los entornos del tráfico y la creación de nuevas plazas», señaló la responsable municipal.

En el entorno de la avenida Pirineos se trasladan y reubican algunos de los aparcamientos tanto de esta vía como de la avenida María Moliner a otros tramos de la propia avenida Pirineos y de las calles Alcalde Llanas Almudévar, Emilio Miravé y Obispo Javier Osés. Esta modificación supone incluso aumentar el número de aparcamientos.

Por su parte, en el entorno de la calle San Jorge, se reubican 35 plazas de estacionamiento y se acondicionan 112 aparcamientos en el solar de las calles Ingeniero Susín y General Lasheras.

Además, el proyecto engloba actuaciones de mejora en las aceras en la calle San Jorge y en la avenida Pirineos que se presentarán en las próximas semanas. La implantación de estos nuevos 4 kilómetros de carriles bici urbanos se va a realizar en la avenida Martínez de Velasco, en la avenida de la Marina Española, en la plaza de Navarra, en la vía verde del Canfranero (junto a la calle Ingeniero Susín y al inicio del camino de Loreto), en la avenida de los Pirineos y la de María Moliner y en las calles Alcoraz, del Parque, San Jorge, Santo Cristo de los Milagros.

El carril bici urbano se ampliará uniendo y dando servicio a instalaciones como el Complejo Deportivo San Jorge, el Conservatorio de Música, el Centro Público Integrado de Formación Profesional San Lorenzo y la Escuela de Arte.