+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MEDIOAMBIENTE PROTECCIÓN

La DGA declara dos nuevas arboledas singulares en Teruel y Zaragoza

La “ribera de chopo cabecero”, localizada entre Aguilar de Alfambra, Ababuj y Jorcas (Teruel) y el “Pinar del pino salgareño en Valdiguara”, Luesia (Zaragoza), se incorporan al Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Aragón

 

La DGA declara dos nuevas arboledas singulares en Teruel y Zaragoza - GOBIERNO DE ARAGÓN

EFE
21/01/2018

El Gobierno de Aragón ha declarado dos nuevas arboledas singulares en el territorio de la Comunidad, una de chopo cabecero entre los municipios turolenses de Ababuj, Jorcas y Aguilar de Alfambra, y otra de pino salgareño en Luesia (Zaragoza).

Según informa el Ejecutivo regional, la arboleda singular de La Ribera de Chopo Cabecera, cuya distinción aparecerá en los próximos días en el Boletín Oficial de Aragón (BOA), se extiende sobre una superficie de 45,08 hectáreas ubicado entre las referidas poblaciones turolenses.

Se trata de un bosque de galería que discurre a lo largo de 12,2 kilómetros de las riberas de los ríos Blanco y Alfambra y en las del barranco de Regajo.

El Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón ha emitido un informe favorable en el que se subraya que la arboleda es "la mejor representación de un modelo de aprovechamiento del chopo, dentro de una economía agrícola de autosuficiencia, mediante un uso agroforestal de los márgenes de campos con acequias, barrancos y, más comúnmente, junto a los ríos".

En el sur de Aragón, chopo cabecero es el nombre popular que recibe el chopo negro tras ser sometido a una poda periódica para obtener madera, combustible y forraje.

Por el tipo de podadura que se le aplica suele engordar la parte superior del tronco, y de ahí su nombre de "cabecero".

Fruto de la interacción entre la naturaleza y la cultura, estos paisajes tradicionales constituyen un patrimonio vivo que además es considerado como "algo único" en Europa.

Precisamente, en esta arboleda se encuentra el "Chopo cabecero del Remolinar", que obtuvo el tercer puesto en el concurso del Árbol Europeo del Año 2015 y que fue declarado árbol singular por orden de 17 de julio de 2015 de la Consejería de Desarrollo Rural y Sostenibilidad.

Aunque el chopo negro tiene una amplia distribución en Europa, en su forma de "trasmocho" no es habitual, localizándose tan solo en Inglaterra, Hungría, Turquía y España.

Sin embargo, hoy en día todavía es abundante en la zona centro y noroeste de la provincia de Teruel, especialmente en las cuencas altas del Martín, Guadalope, Alfambra, Aguasvivas, Huerva y Jiloca.

Por otra parte, la arboleda del Pino Salgareño en Valdiguara" consta desde el pasado 11 de enero en el BOA como una arboleda singular de 15,70 hectáreas de superficie forestal repartidos en los montes de utilidad pública del ayuntamiento de la localidad de Luesia.

El informe favorable del Consejo de Protección de la Naturaleza de Aragón que acompaña la declaración señala que "es difícil reconocer formaciones naturales de estos bosques, ya que grandes extensiones han sido repobladas con Pinus Nigra, subespecie que al encontrarse en un ambiente óptimo se naturaliza y mezcla con la autóctona".

Esta subespecie de pino negro es la variante endémica occidental de Pinus nigra, especie ampliamente distribuida en las montañas circunmediterráneas.

El Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Aragón ya cuenta con 3 arboledas y 18 árboles singulares

Actualmente, desde la Dirección General de Desarrollo Sostenible del Gobierno de Aragón se está trabajando en la catalogación próxima de otras dos arboledas singulares más: el hayedo del Moncayo (Tarazona) y el pinsapar de Orcajo (Orcajo).

El bosque de pino negro o "moro" (Pinus uncinata) de lo alto de la Sierra de Gúdar, en Valdelinares (Teruel), fue la primera masa forestal incluida en el Catálogo de Árboles y Arboledas Singulares de Aragón.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.