+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA

La DPZ aprueba el proyecto de la planta de trasferencia de La Almunia

El objetivo de estas plantas es compactar las basuras para que ocupen menos volumen y reenviarlas al Complejo para el Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ)

 

EFE
08/05/2019

El pleno de la Diputación de Zaragoza ha aprobado este miércoles el proyecto de la planta de transferencia de residuos de La Almunia, la primera de las seis instalaciones de este tipo que se pondrán en funcionamiento en varios puntos de la provincia para recibir las basuras de las diferentes comarcas.

El objetivo de estas plantas es compactar las basuras para que ocupen menos volumen y reenviarlas al Complejo para el Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ).

El proyecto permitirá que todos los ayuntamientos de la provincia puedan derivar sus residuos al vertedero de Zaragoza capital y cumplan así la directiva europea que les obliga reciclar al menos la mitad de sus basuras en 2020.

En el caso de la planta de transferencia de La Almunia, recibirá los residuos de las comarcas de Valdejalón, Campo de Cariñena y el Aranda, con unas 17.700 toneladas anuales de basura en total.

Las instalaciones se construirán junto al parque de bomberos de La Almunia y al lado de la autovía A-2, en una parcela cedida por el Ayuntamiento tras su aprobación en el pleno.

El proyecto saldrá a exposición pública y, en cuanto se apruebe definitivamente, se sacarán a concurso las obras, que tienen un plazo de ejecución de cuatro meses y un presupuesto de 1,1 millones de euros.

Los costes de transporte y mantenimiento del servicio se han estimado en 1,6 millones de euros anuales y también serán asumidos por la DPZ.

La tasa que tendrán que pagar los municipios por usar el CTRUZ la establece cada año el Ayuntamiento de Zaragoza, sin embargo, a ese coste habrá que restarle lo que dejará de pagar cada municipio por llevar sus residuos al vertedero en el que los deposita actualmente.

El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, ha subrayado satisfecho que el equipo de Gobierno "ha cumplido" con su compromiso de que todos los ayuntamientos de la provincia vayan acorde a la ley de residuos contaminados de 2020.