+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

REPORTAJE.

Torreluna vuelve a la escena

Este edificio catalogado de Zaragoza reabrirá sus puertas el día 29 reconvertido en un espacio de ocio y restauración, con cocina de autor, brasería, bocatería, terraza para tomar copas y espectáculos en vivo.

 

El espacio al aire libre tiene su propia oferta. - FOTO: JAIME GALINDO

D. L. G.D. L. G. 18/04/2011

El edificio Torreluna, ubicado junto a la Facultad de Veterinaria, en el barrio zaragozano de Montemolín, reabrirá sus puertas el próximo día 26 con el objetivo de volver a ser un referente en Zaragoza del ocio y la restauración. Tras una inversión de más de dos millones de euros y nueve meses de obras, este edificio catalogado incluirá una variada oferta que contará con cocina de autor, una brasería, una bocatería, un club del whisky y otro del gin-tonic.

Además, una terraza de 1.500 metros cuadrados acogerá espectáculos en vivo o donde tomar una copa en un ambiente chill-out. Una nueva vida para dar carpetazo al pasado y acabar con un paréntesis que ha durado cuatro años con las puertas cerradas. El grupo hostelero Centrick se ha involucrado en este proyecto que nace con "el espiritu de convertir este edificio en un centro de restauración familiar de referencia y además dotar a Zaragoza de un nuevo punto de interés cultural", destaca su relaciones públicas, Pedro Bellido.

Aprovechamiento

Se ha aprovechado hasta el último rincón del edificio, acondicionado por Fernando López Interioristas. En el sótano cuenta con una sala polivalente para fiestas o para dar cabida a representanciones de teatro alternativo; en la planta baja estará el club del whisky y otro de la ginebra, la brasería, con la parrilla a la vista del público y con capacidad para unas 80 personas, la catería y una sala al aire libre para otras 200 personas, además de la terraza, con dos reservados y palcos VIP; en la primera planta estará el restaurante de autor, denominado Trampantojo, dirigido por César Gabás, además de un reservado para doce personas y otro con terraza; y en la segunda, tendrá una sala polivalente para unas cien personas. Además, tendrá un párking con 88 plazas.

Así, el nuevo edificio Torreluna puede dar cabida a más de 400 comensales en diferentes ofertas de restauración, sin contar con la terraza de 1.500 metros cuadrados donde pueden organizarse espectáculos para 3.000 personas. Y abrirá en horario desde las 11.00 horas hasta el cierre y ofertando precios competitivos, ya que se puede comer desde solo 7 euros en la bocatería, unos 18 en la brasería o por 25 en el restaurante a la carta. Además, el vino se cobrará "a precio de tienda más un pequeño suplemento de tres a cinco euros por el descorche".

Para esta aventura, el grupo Centrick cuenta con La Cocina Producción de Eventos, una firma de la tierra con Dani Cuello y Ramón Baratto, que hace años fueron road manager de los Rolling Stones. La puesta de largo está prevista para el próximo día 26, con unos 300 invitados, y para el resto de la ciudad se hará tres días después, con una fiesta de inauguración para la que ya se han repartido unas mil invitaciones dobles y que contará con performances, coctelería, sets especiales de música y sonido y efectos de luz en la fachada. Será de 22.00 horas hasta la medianoche, y a partir de entonces se podrá entrar sin invitación.

Diez mil días informando

Suplemento especial del 3 de junio de 2018 con motivo del número 10.000 de El Periódico de Aragón.