Kiosco

El Periódico de Aragón

Roberto Malo

Alégrame el día

Roberto Malo

Fiebre primaveral

Tengo una fiebre de mil pares de narices no puedo pegar ojo con lo tarde que es y yo en la cama sin poder dormir y mañana tengo que madrugar aunque con esta fiebre va a trabajar Rita pero me matan si falto lo único que tengo que hacer es dormir y pasar de todo de la fiebre por lo menos y soñar cosas bonitas y agradables soñar con el vacío espacial infinito negro vasto perfecto y dejar de pensar de pensar de pensar pero mierda cómo estoy voy a ver si de lado voy mejor o voy de culo igual pero lo tengo que intentar por lo menos es lo menos que puedo hacer y lo único tal vez mientras gira el mundo mi cabeza mi mente mi cuerpo mi habitación mi cama mi alma mi todo mi perra suerte y mi fiebre maldita compañera de noche te irás y me dejarás tranquilo un año luz de estos supongo espero confío porque no me gusta mucho que me atontes la cabeza la razón la mente con tu cháchara absurda infernal y patética y no me gusta cómo me tiembla todo el cuerpo tanta aspirina zumo pastillas leches no sirve para nada hombre ya que me muero mis dientes chocan chocan chocan me levanto de la cama a duras penas y a oscuras voy al baño enciendo la luz y me miro en el espejo borroso veo una cara pálida amarilla sudorosa que no encuentra su sitio en el reflejo una cabeza que me va a estallar de un momento a otro un mundo que explota dentro de mí y me lavo la cara y las manos pero no desaparece la fiebre y me siento en el wáter y hago del vientre pero no expulso mi fiebre tiemblo tiemblo tiemblo tomo una cuchilla de afeitar pequeña fría cortante brilla me corto las venas de mis dos muñecas primero la izquierda luego la derecha luego un poco más la izquierda pero la fiebre permanece a mi lado no se va de ninguna manera no sale con la sangre roja no sale con la vida que se me escapa sino que se queda como una lapa con mi cuerpo ridículo casi muerto y enfebrecido la muy miserable.

Compartir el artículo

stats