Kiosco

El Periódico de Aragón

Javier Lafuente

Rara avis

Javier Lafuente

El Gobierno sufre, pero aguanta

El Gobierno español volvió a salvar una dramática votación en el Congreso y sacó adelante su plan económico contra la crisis provocada por la guerra de Ucrania. El jueves le sobraron tres votos, aunque veinticuatro horas antes pocos apostaban por Pedro Sánchez. El presidente sufrió como Björn Borg en la final de Wimbledon de 1980 contra John McEnroe. Salvó la votación y, quizá, la estabilidad de la coalición y un año más de legislatura. Con solo 154 votos, PSOE y Unidas Podemos están rompiendo los augurios que vaticinaban el naufragio inmediato de un barco frágil en apariencia. Como Dinamarca en la Eurocopa de fútbol de 1992. Pero el Ejecutivo de izquierdas es más bien un submarino que trabaja sus apoyos en las profundidades. Y, si fallan los votos, tiene la potra de que la oposición se meta un gol en propia puerta, como le ocurrió al PP en la aprobación de la reforma laboral. Alberto Casero fue como Lukaku, del Inter de Milán, en la final de la Europa League que conquistó el Sevilla en 2020.

El PSOE ha irritado a ERC, un partido imprevisible, y es probable que el grupo de Gabriel Rufián pase factura en futuras votaciones. Pero más cabreado se muestra un PP que, incluso ante un decreto ley como el del jueves, prefiere mantener su eterno no que ganar simpatías en el electorado con una comprensible abstención. Alberto Núñez Feijóo, líder del Partido Popular, parece tener claro el camino del desgaste para alcanzar la presidencia. Como Muhammad Ali ante Foreman en 1974. Pero no debería minusvalorar a Sánchez. No le vaya a pasar como a Laurent Fignon en el Tour de Francia de 1989. LeMond le ganó por solo seis segundos. Seis segundos, seis votos... La política de hoy es minimalista.

Compartir el artículo

stats