Kiosco

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Hechizo de Luna

El canterano irrumpe en el primer equipo tras ser el mejor lateral derecho juvenil la pasada campaña. Veloz y con un imponente físico, es muy ofensivo y como extremo ‘bailó’ al azulgrana Balde

Marcos Luna, durante un encuentro con el Real Zaragoza juvenil. REAL ZARAGOZA

Recién salido de la etapa juvenil y tras haber sido el mejor lateral derecho del grupo III de División de Honor, Marcos Luna amenaza con ser la gran sensación de la pretemporada del Real Zaragoza a falta de fichajes. El canterano está considerada una de las joyas más valiosas de la Ciudad Deportiva y así queda patente con la firme apuesta realizada por los gestores del club para que sea él y no Borge o Juan Sebastián, laterales diestros del filial, el que acuda este lunes al comienzo del trabajo del primer equipo.

Luna es un lateral con alma de extremo, posición en la que comenzó dando sus primeras patadas serias a un balón. Llegó a la Ciudad Deportiva en Primera alevín procedente del Santo Domingo Juventud y su progresión en el Real Zaragoza ha sido fulgurante. De hecho, en su primer año como juvenil ya debutó en el División de Honor.

En su segundo sufrió el principal revés desde que luce el escudo zaragocista. Una pequeña lesión de menisco le obligó a perderse la práctica totalidad de la primera vuelta, pero, en la segunda, su nivel fue espectacular. El rendimiento de Luna fue excelso tanto en el lateral como de extremo, posición que ocupó en el partido disputado en La Romareda ante el Barcelona en el que el equipo aragonés se jugaba el título. Luna fue un vendaval que borró del campo a Balde, lateral izquierdo del Barcelona que ha llegado a debutar con el primer equipo azulgrana. La pasada campaña fue aún mejor y ha sido el mejor lateral derecho del grupo tras realizar una temporada muy completa con un nivel ofensivo muy alto, con cinco goles incluidos. Indiscutible en el once titular zaragocista, ni siquiera el Barcelona, campeón del grupo, poseía un jugador de su nivel en esa demarcación.

Sin duda, lo más destacado de Luna es su espectacular físico. Sobrepasa el 1.80 de estatura pero es muy ágil y rápido. Posee una buena conducción, un gran cambio de ritmo y domina el regate con espacio, brilla en el uno contra uno tanto en ataque como en defensa, es agresivo en el juego aéreo y destaca en el balón parado ofensivo. «Puede ser la gran sensación de la pretemporada», afirman los que mejor le conocen.

Opciones para Carcedo

La irrupción de Luna incrementa las opciones para Carcedo en una demarcación en la que cuenta con Fran Gámez, indiscutible la pasada campaña ante la grave lesión de Vigaray, Larrazabal, que destacó como carrilero en una defensa de cinco en su cesión al Amorebieta, y el propio Vigaray, cuyo estado de salud es una incógnita tras haber permanecido toda la temporada inactivo. El canterano Ángel López ha salido cedido al Calahorra, en Primera RFEF, en busca de los minutos que, incomprensiblemente, no tuvo a lo largo de un extraño ejercicio en el que estuvo mucho más en el banquillo del primer equipo que jugando en el filial.

Aunque la polivalencia de Luna y su capacidad para ofrecer un gran rendimiento desde el extremo ofrece a Carcedo la posibilidad de probar al zaragozano, de 19 años, en un puesto en el que, de momento no va sobrado, ni mucho menos, de efectivos

Compartir el artículo

stats