Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

"Aparentemente no es el año del ascenso del Real Zaragoza"

Víctor Fernández y Víctor Muñoz son pesimistas con subir esta temporada y alaban el cambio de propiedad para aumentar las posibilidades económicas del proyecto, donde la clave la sitúan en tener un buen equipo

Víctor Fernández y Víctor Muñoz dialogan antes de comenzar el coloquio. ANDREEA VORNICU

Víctor Fernández y Víctor Muñoz son leyenda en el Real Zaragoza, pasado glorioso ambos, con 418 partidos dirigidos por el técnico del barrio Oliver, el que más de su historia, y 150 encuentros con esa camiseta para Muñoz, entrenador de 148 encuentros más, el cuarto en ese ranking. Con títulos, con pasado reciente en la entidad y con la experiencia que dan las batallas y el amor hacia estos colores. Los dos, que nunca se habían juntado para un evento así, han sido protagonistas en el coloquio en el salón Aragón de Ibercaja organizado por EL PERIÓDICO por el centenario de la Real Federación Aragonesa de Fútbol y los dos dieron una visión muy clara sobre la actualidad del equipo.

 «No es el año aparentemente que vamos a ascender. En fútbol puede ocurrir de todo, pero lo más probable es que no», dijo Muñoz, mientras Fernández asentía. «Muy a mí pesar pienso lo mismo. No me transmite esa jerarquía, ese vuelo para el ascenso. La Liga es larga y se puede ganar a cualquiera, pero es necesaria la regularidad, algo que solo los buenos equipos tienen y al Zaragoza no le veo esa capacidad, no me da esa confianza», dijo el campeón de la Recopa, que abrió la puerta a la esperanza en unos refuerzos que puedan llegar en el mercado de invierno con el margen salarial que quede y que ni quiso terminar de escuchar el término «pomada», en la boca de Óscar Fle, presidente de la RFAF, tras lo vivido el curso anterior con las palabras de Miguel Torrecilla sobre la misma.

Fernández: «Me da igual quiénes sean los nuevos propietarios, miro la gestión y hay que alabarles el esfuerzo y por lo pronto han subido el margen salarial»

decoration

Víctor Muñoz, designado mejor jugador aragonés en este centenario, lo tiene muy claro. «El Zaragoza no va a subir por historia o por la ciudad. Hay que hacer un buen equipo, entonces se ascenderá en uno, dos o tres años, pero no te estarás 10 en Segunda», reflexionó, apostillado por Fernández, mejor entrenador de la región y que estuvo en la 19-20, cuando la pandemia frenó el ascenso: «Tener grandes jugadores es el gran negocio del fútbol. Estos años, el mercado era inaccesible para nosotros, tenías que acertar en el 90%, con una planificación rozando la perfección y lo tuvimos en la mano, pero la pandemia nos trajo una realidad de otro fútbol. Ahora, hay más margen salarial y veremos si repercute en la plantilla».

Muñoz: «En los años anteriores, la gestión ha sido ineficaz. El objetivo no era solo bajar el déficit, era subir y los gestores fracasaron»

decoration

Ese mayor margen, de 10,1 millones, ha llegado con los nuevos inversores encabezados por Jorge Mas como presidente. «En los años anteriores, la gestión ha sido ineficaz. El objetivo no era solo bajar el déficit, era subir y los gestores fracasaron», dijo Muñoz en alusión a la Fundación Zaragoza 2032, que lo mantuvo en el banquillo a su llegada en 2014 y solo duró 14 jornadas. «Para los nuevos propietarios, el paso tiene que ser casi instantáneo. El Zaragoza debe estar en Primera, tener un campo nuevo y que el equipo represente en España lo que antes era. Tienen que planificar a corto plazo. Creo que eso lo sabrán, pero la gestión y el cómo es lo más complicado sin duda». añadió.

Víctor Fernández, en un momento del coloquio. ANDREEA VORNICU

Muñoz: "Los nuevos propietarios tienen que planificar a corto plazo, el paso tiene que ser casi instantáneo, subir, un campo nuevo y que el equipo represente en España lo que era antes. Creo que eso lo sabrán"

decoration

Para Fernández esta inversión extranjera y una propiedad que en el Zaragoza lo es por primera vez es «un proceso natural en un mundo global. Tienen de entrada la frescura de la gente nueva, del proyecto nuevo. A mí me da igual quiénes son, no les pongo cara, Me interesa su contribución al Zaragoza para ese ascenso y la gestión, que sea transparente y respete esa identidad. Y hay que alabarles el esfuerzo económico, porque por lo pronto han subido el límite salarial», sentenció el entrenador que más veces ha dirigido al Zaragoza.

Fernández: «A mí me da igual quién se va enriquecer con la nueva Romareda y no caigo en ese debate. Es necesario un campo nuevo que genere más ingresos y que eso redunde en un mejor equipo»

decoration

En el fondo y como protagonista principal está La Romareda, la necesidad de un campo nuevo y «a mí me da igual quién se va enriquecer y no caigo en ese debate. Es necesario un campo nuevo que genere más ingresos y que eso redunde en un mejor equipo», aseguró Fernández, dejando claro que Zaragoza y el Zaragoza «van con retraso en esos estadios funcionales que permiten tener vida los 365 días del año», una visión compartida por Víctor Muñoz, que ve fundamental que sea «un estadio moderno y vinculado a la sociedad aragonesa y a lo que es Zaragoza».

Charla coloquio con Víctor Fernández, Víctor Muñoz, Óscar Fle y Noemí Navarro Servicio Especial

El posible regreso

Los dos han escrito con letras de oro su nombre en el Zaragoza. ¿Volver? Fernández deja la puerta abierta: «Uno nunca se va del Zaragoza. No sé qué deparará el futuro», mientras que Muñoz, exjugador, exentrenador y hasta exsecretario técnico, se va por otros derroteros: «Colaborar y estar siempre es importante, pero más que suba el Zaragoza».

Fernández: "El ser de aquí y entrenar al Zaragoza hace que todo lo vivas con una pasión exagerada, el amor no se puede comparar a cuando estás en otro club, pero tiene el peaje de un desgaste tremendo, vives todo de una manera asfixiante»

decoration

Los dos han vivido en el Zaragoza sus mayores éxitos como entrenadores. Una Copa y una Recopa Fernández, otra Copa y una Supercopa Muñoz, que reflexiona: «Es fácil ser entrenador, lo complicado es mantenerse en un nivel top muchos años. Los éxitos que tuve aquí, en casa, los vives de otra manera y se debieron a tener un equipo para ganar algo». Para su homólogo, esa cercanía hace vivir todo «con una pasión exagerada, el amor no se puede comparar a cuando estás en otro club, pero tiene el peaje de un desgaste tremendo, vives todo de una manera asfixiante», explicó Fernández, que centró las virtudes de un entrenador en el talento, la intuición, la creatividad, la preparación y la suerte, pero que acabó con una clara idea: «Se habla de entrenadores modernos, ¿eso qué es? Con herramientas y big data, pero se deja fuera la improvisación, se desnaturaliza el fútbol. Lo más importante son los jugadores, todo se construye con ellos. El ojo humano ve cosas que la máquina no. No podemos caer en la dictadura de los datos». 

Víctor Muñoz expuso sus ideas sobre el Zaragoza actual y el cambio de propiedad. ANDREEA VORNICU

Compartir el artículo

stats