Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

La actualidad del Real Zaragoza

Tablas llenas de dolor

El Zaragoza deja escapar el triunfo en Burgos en los últimos instantes por su fragilidad defensiva tras adelantarse dos veces en un partido que debió ganar y que le condena a seguir en la zona baja

Giuliano Simeone consuela a Mollejo tras un fallo de su compañero ante Caro. Carlos Gil-Roig / Prensa2

No ganó el Real Zaragoza, más vivo y audaz con Fran Escribá con respecto al desangelado de Carcedo, pese a adelantarse dos veces en el marcador ante un Burgos que fue inferior y menos roca que hasta ahora, ya que encajó tanto en una tarde como en los 8 partidos en casa anteriores. Sin embargo, como ante el Málaga, el empate sabe a una amargura tremenda. El Zaragoza necesita ganar y no lo hace. Mejora, pero no avanza, viviendo en la zona baja y con exigua renta con el descenso, solo de dos puntos. Crece y sin embargo sigue anclado a sus propias miserias, en este caso a sus errores atrás, a los despistes en el eje que mandaron la victoria al limbo cuando era oro puro entre las manos zaragocistas.

El empate, vistos los precedentes de ambos equipos, ante un Burgos en la zona noble. lo habrían firmado muchos. La realidad es que si alguien mereció ganar fue el Zaragoza, más incisivo y cómodo en el 4-4-2 que le sitúa Escribá y que tuvo más y mejores ocasiones en un partido igualado, aburrido y sin chicha hasta el primer gol zaragocista, de Jair en un saque de falta en esa estrategia revalorizada con Escribá, y desatado después con un Burgos insistente y animoso, repleto de confianza, que se levantó a los dos golpes zaragocistas. El segundo tras una contra enviada a la red por Atienza en propia meta parecía definitivo. Las dudas del Zaragoza propiciaron el gol de Curro, un mazazo cuando se acariciaba el triunfo.

Un Zaragoza más vivo

Con Ratón, que nunca gana partidos, tampoco en esta ocasión, en la portería y la única novedad de Larra por Vada salió Escribá en El Plantío, dejando la punta de lanza a Mollejo y a Giuliano y con Bermejo en la zona izquierda del ataque en un Zaragoza bien ubicado e incisivo de salida ante un Burgos que no se inmutaba pese al mayor dominio zaragocista de salida. Con un 4-2-3-1 muy claro y con mucha movilidad en la mediapunta, entre Curro y Gaspar Campos, el conjunto burgalés no se alejó un ápice de lo esperado, de lo mucho mostrado en este inicio liguero.

Con todo, el Zaragoza, con Generelo en el banquillo y Escribá en la grada, debió adelantarse en los primeros minutos, con un cabezazo de Bermejo en un saque de banda que prolongó Zapater y que sacó Caro con apuros y sobre todo en un envío en largo en el que Giuliano se adelantó a Elgezabal y la mandó alto ante el portero. El argentino es un incordio con el punto de mira desviado.

El Burgos no tardó en equilibrar el choque, con pausa y sin querer que pasaran muchas cosas en el partido, a la espera de que llegara su oportunidad. La sensación de control era del Zaragoza, pero también la impresión de que se jugaba a lo que el Burgos quería. El peligro zaragocista pasaba por los intentos de Larra y sobre todo por la capacidad de Giuliano y Mollejo de alterar a la defensa, sin que en la banda izquierda el equipo tuviera profundidad con un desubicado Bermejo y sin un extremo zurdo claro en la plantilla.

Así, el partido era de bostezo tremendo en la sobremesa. Mal horario para un tostón así y la balanza se podía inclinar en algún error. Lo tuvo Gabi Fuentes y no lo aprovechó Mourad y tampoco lo hizo Mollejo, que remató alto tras un fallo de Gaspar. Fue el propio Mollejo el que tuvo la mejor ocasión tras un robo de Giuliano ante Atienza, pero Caro mostró los mismos reflejos que falta de tino el delantero zaragocista. Así, con un pleito más para la siesta que para otra cosa se llegaba al descanso.

La segunda parte mantuvo la constante, pero el Zaragoza, con la insistencia de Giuliano, se encontró con una falta que Bermejo envió con mimo a la cabeza de Jair para que el cuadro aragonés se pusiera por delante. Hasta esta cita, cada vez, en solo dos, que el Burgos había estado por detrás, había perdido. Hasta ahora. El Zaragoza es un consuelo para casi todo.

Reaccionó rápido Calero al gol y con un triple cambio con Mumo, Artola y Valcarce eliminó la referencia que suponía Mourad y el Zaragoza no tardó en sufrir. Un pase afortunado de Matos pilló un mal balance defensivo entre los centrales y Jair no llegó ante Gaspar, que definió ante Ratón con frialdad. El gallego y la esperada intervención salvadora... El empate sentó mejor al Burgos y Generelo apostó por Vada en lugar de Larra reubicando a Bermejo en la derecha y retiró a un intrascendente Grau por Petrovic.

Descuento letal

El Burgos estaba más cómodo que el Zaragoza, aunque podía pasar cualquier cosa. Rozó el gol Gaspar Campos tras un fallo en la salida de balón y, con el partido abierto, una contra con Francho, recién salido, veloz y dinámica terminó en el envío de Fran Gámez que Atienza acabó por meter en su portería. Era el descuento, la victoria estaba hecha y llegó una concesión defensiva, una mala cobertura de Fuentes y el despiste entre Jair y Lluís para el toque de calidad de Curro a pase de Mumo para un 2-2 injusto y letal, adornado con la estúpida roja que vio Petrovic tras pitar el colegiado. El Zaragoza mejora, pero sigue abajo. No gana y repite unas tablas con Escribá llenas de dolor.

Ficha técnica:

Burgos CF: José Antonio Caro; Areso, Córdoba, Elgezabal (Zabaco, min. 14), Matos; Raúl Navarro (Artola, min 58), Atienza; Curro, Gaspar (Juan Hernández, min.85), Bermejo (Mumo, min.58); Mourad (Valcarce, min.58).

Real Zaragoza: Ratón; Fran Gámez, Lluís López, Jair Amador, Gabi Fuentes; Larra (Vada, min.75), Zapater (Francho, min.85), Jaume Grau (Petrovic, m.70), Bermejo; Giuliano Simeone, Mollejo (Puche, min.85).

Goles: 0-1, m.54: Jair. 1-1, m. 65: Gaspar Campos. 1-2, m.90: Atienza, en propia puerta. 2-2 , m.92:Curro Sánchez

Árbitro: González Esteban, del comité vasco. Amonestó con tarjeta amarilla a los visitantes Jaume Grau (min. 39) y Petrovic (min. 88) y a los locales Atienza (min.44) y Mumo (min.65). Expulsó a Petrovic al acabar el partido.

Incidencias:  Partido de la jornada 17 de LaLiga SmartBank disputado en el estadio El Plantío ante 9.042 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Antonio Solana, exportero del Burgos CF fallecido recientemente.

Compartir el artículo

stats