CURIOSIDADES

El motivo por el que jamás debes dejar las llaves puestas por dentro por la noche

Sin saber muy bien por qué todos o casi todos lo hacemos, pero prácticamente nadie conoce el peligro que conlleva

Dejar las llaves puestas en la cerradura de la puerta es un error.

Dejar las llaves puestas en la cerradura de la puerta es un error. / Pexels

Dejar la llave puesta por la noche comporta varios riesgos para las familias que casi todos desconocemos. A menudo es la costumbre la que nos empuja a realizar este sencillo gesto sin pararnos a pensar si es lo mejor. También hay muchos que creen que poner la llave al acostarse ofrece más seguridad en el hogar, pero ¿realmente es así?

El hogar debería ser el lugar del mundo en el que más seguros nos sintamos y para ello es preciso reformular algunos actos cotidianos que pueden exponernos a numerosos peligros. A pesar de la tranquilidad aparente de una vivienda, muchos ciudadanos desconfían de abandonar su residencia en vacaciones o incluso para trabajar. El hecho de que no haya ningún protector de su casa atemoriza a la ciudadanía ante el riesgo de robo, allanamiento de morada u okupación.

Para evitar problemas mayores, muchas personas recurren a sistemas de seguridad modernos como cámaras o alarmas que avisan directamente a la Policía Nacional en el caso de detectar algo anómalo en casa. Sin embargo, no todo el mundo puede permitirse invertir una gran cantidad de dinero en estos elementos por lo que apuestan por sistemas más tradicionales como la doble cerradura, pestillos o cadenas.

Una de las medidas más populares entre la población mundial es dejar la llave puesta en la cerradura toda la noche. De esta forma, el inconsciente aporta a las personas una falsa seguridad al conocer que el ladrón no podrá forzar la cerradura mientras duermes ya que la llave se lo impide.

No es tan seguro como parece

Para resolver este inquietante acertijo sobre si realmente dejar la llave puesta otorga o no más seguridad a tu casa, un representante del Instituto Superior de Seguridad Pública (Netpol) ha desvelado algunos detalles desconocidos por la ciudadanía. Samuel Prieto ha recordado que las cerraduras de embrague simple, aquellas que permiten dejar la llave puesta por dentro, están prohibidas en muchos países europeos porque otorgan una sensación de seguridad "falsa".

Los cerrajeros y expertos en seguridad están de acuerdo con la Netpol y también crean muchas dudas acerca de esta práctica tan arraigada en la sociedad. Las cerraduras más modernas ya contienen mecanismos que previenen forzamientos, aunque los delincuentes siempre se modernizan, superan estos elementos a través del uso de imanes o la técnica del "bumping". Esta técnica consiste en tener una llave especial, que ha sido modificada para poder abrir la gran mayoría de cerraduras, ya que al ser golpeada con un martillo hace bailar los pistones del cilindro.

Por lo tanto, muchas personas deben volver a pensar si realmente son eficaces algunas prácticas tradicionales de seguridad en el hogar para poder apostar por unas técnicas mucho más eficientes y modernas que realmente sí protejan tu casa. Además, no viene de más consultar algún experto en la materia que analice el estado de tu vivienda para conocer el riesgo real de robo u okupación.