Al menos siete mujeres vecinas de Zaragoza, que han interpuesto denuncia por el momento, han sido víctimas de abusos sexuales por parte del médico de atención primaria al que acudieron preocupadas por diversas patologías. El sospechoso habría aprovechado las circunstancias para realizar exploraciones mamarias, entre otros tocamientos, que inicialmente no fueron puestos en duda por las pacientes, aunque no parecían normales. Finalmente, tras una investigación llevada a cabo por la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, el facultativo, de 60 años y cuya identidad no fue facilitada por el cuerpo, acabó siendo detenido.

Los investigadores creen que podría haber más víctimas de este hombre que, como pudo saber este diario, llevaba unos cinco meses realizando una suplencia en atención primaria en el centro sanitario Parque Goya, dependiente del Servicio Aragonés de Salud que, nada más conocer las pesquisas, incoó un expediente disciplinario y le suspendió provisionalmente de sus funciones.

El médico habría referido unos conocimientos de ginecología que no poseía para llevar a cabo los tocamientos, amén de prevalecerse de la confianza médico-paciente. Pese a ello, todas las mujeres sospecharon de su actitud hasta el punto que alguna de ellas definió las exploraciones mamarias como «no normales». Fue en sede judicial, donde destacaron su extrañeza por la posición en la que se colocaba el médico y por la manera de efectuar la palpación.

Según fuentes policiales, el médico observaba a las mujeres mientras se quitaban la ropa y en ocasiones se ofrecía a realizarlo él mismo. Asimismo, mientras se encontraban desnudas les realizaba comentarios sobre su belleza y otro tipo de comentarios totalmente inapropiados. Pero su actitud totalmente reprochable no se quedaba ahí, ya que todas las pacientes manifestaron el trato «excesivamente cariñoso» que empleaba este doctor, las abrazaba continuamente y les realizaba tocamientos no compatibles con una relación médico paciente.

Besos a una de ellas

A una de ellas llegó incluso a besarla sin su consentimiento. El médico invitaba a las pacientes para verse fuera del horario de consultas y realizaba comentarios sobre la frecuencia con la que mantenían relaciones sexuales.

Por el momento hay siete perjudicadas, continuándose la investigación por parte de la UFAM, que se encuentra situada en dependencias de la Comisaría de Actur-Rey Fernando de Policía Nacional de Zaragoza, lugar al que se pueden dirigir posibles afectadas. De hecho, los investigadores no descartan que pueda haber más afectadas.

El médico fue trasladado ayer ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza, cuyo titular, en funciones de guardia, acordó la libertad provisional como presunto autor de abusos sexuales continuados.

Hace un mes la Policía Nacional detuvo a otro médico por hechos similares en la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache. Realizaba los tocamientos durante su consulta bajo el argumento de tener la tensión alta, haciendo que las mujeres se desnudaran de cintura para arriba. 

La Policía Nacional hace un llamamiento a otras posibles víctimas de estos abusos POLICÍA NACIONAL

El detenido ha sido puesto a disposición en la mañana del día de hoy a del Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza en funciones de guardia.