El Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este lunes la convocatoria de las subvenciones a la emancipación joven para el año 2021 con un presupuesto que asciende a 740.000 euros, una cantidad que duplica la del año anterior (350.000 euros). El objetivo es conseguir que todas las personas que no pudieron acceder a este subsidio el año pasado no se queden fuera en esta ocasión, como ya adelantó este diario.

Lo ha anunciado este lunes la responsable municipal de Juventud, María Antoñanzas, ha tenido palabras de empatía hacia los jóvenes que, en su opinión, que son uno de los colectivos que más ha sufrido los estragos de la crisis sanitaria, con un aumento del desempleo y muy pocas oportunidades de independizarse por la dificultad para encontrar un empleo de calidad.

La convocatoria del Ayuntamiento de Zaragoza estará abierta casi durante todo el año y se cerrará el 5 de noviembre para tratar de facilitar que más jóvenes puedan pedir estas ayudas. Por el momento no se ha habilitado el plazo de inscripción pero se hará esta misma semana cuando se publique en el Boletín Oficial de la Provincia. En esta ocasión se introduce además otra novedad: en vez de dos tipos de subsidios habrá tres y se determinarán en función de los ingresos de los solicitantes.

Así, las personas con unos ingresos que vayan desde los 451 hasta los 847 euros mensuales podrán recibir 2.000 euros; los que ganen entre 847 y 1119, 1.500 euros; y los que estén entre los 1119 y los 1412, podrán obtener 1.000 euros. Para poder acceder a estas ayudas hay que tener entre 18 y 30 años, no poseer una vivienda en propiedad y tener un contrato de alquiler.

Te puede interesar:

El año pasado se beneficiaron de este plan un total de 270 zaragozanos, la mayoría de los cuales fueron mujeres: (176 frente a 97). También la mayoría vivían en un piso compartido (192 frente a 78) y eso que hasta hace dos años no existía la posibilidad de acceder a este fondo si no se vivía solo. La edad media de los solicitantes en el 2020 fue de 26,6 años y la renta media de 910,06 euros.

En total en la anterior convocatoria se registraron 487 solicitudes, de las que se concedieron finalmente 270. 79 de las peticiones se denegaron por incumplir los requisitos; 52 por no subsanar errores que contenían los formularios; y 86 por falta de crédito, es decir, por que no quedaba dinero en la partida. Esto es lo que se quiere evitar con la partida destinada este año: 740.000 euros frente a los 350.000 del año pasado.