Kiosco

El Periódico de Aragón

El conflicto en el transporte público

El comité del bus hace caso omiso al ruego de Chueca de suspender la huelga

Las negociaciones siguen en punto muerto a la espera de que Trabajo mueva ficha | El Ejecutivo aragonés explica que el SAMA es el órgano de mediación competente

Usuarios del autobús urbano esperan a la sombra en una parada de la plaza San Miguel. | ANDREEA VORNICU

El pasado 4 de agosto, la concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, solicitó formalmente al comité del autobús urbano la suspensión de los paros parciales durante el mes de agosto. Una muestra de «solidaridad» con los zaragozanos que esperan pacientes en las paradas con unas temperaturas superiores a los 40 grados. Ni se han suspendido, ni ha obtenido respuesta alguna.

El conflicto del autobús urbano está en punto muerto desde el 31 de julio y pese a que el 2 de agosto los representantes sindicales movieron ficha y solicitaron la mediación de la Dirección General de Trabajo, una alternativa que tanto la empresa, Avanza, como el ayuntamiento, vieron con buenos ojos.

En su misiva, Chueca instó a las secciones sindicales a que, «sin perjuicio de que continúen en Trabajo las reuniones de negociación que sean precisas hasta alcanzar una acuerdo entre las partes (...) revoquen la convocatoria de paros actualmente vigente, y permitan que el servicio público se normalice».

Nada ha sabido desde entonces del comité, que están a la espera de que la Dirección de Trabajo o el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) les cité para retomar las conversaciones con Avanza.

Las reuniones para septiembre

Un encuentro formal que parece que no se producirá hasta septiembre, tras el periodo vacacional. Desde el Gobierno de PP-Cs cuestionaron que, 15 días después de la solicitud de la plantilla, la Dirección General de Trabajo no haya emplazado a las partes implicadas a una reunión. Al menos, dicen, debería de haber respondido a la solicitud de los empleados.

Desde el Gobierno de Aragón explican que han «facilitado los medios para la negociación a través del SAMA, un órgano constituido junto a los agentes sociales expresamente con esta finalidad y que el ejecutivo autonómico sustenta económicamente de forma íntegra». Un organismo que, puntualizan, depende de Trabajo.

Además, añaden, es el alcalde Jorge Azcón el que debe asumir la responsabilidad y buscar las alternativas, como la contratación de un mediador externo, una fórmula a la que ya recurrió el ayuntamiento en 2016 y que ha propuesto el PSOE en más de una ocasión.

Así que se entiende que Avanza y el comité tendrán que retomar las conversaciones en el SAMA, una vía que tanto para los empleados como para el ayuntamiento estaba agotada. Es más, desde el Gobierno de PP-Cs recuerdan que en 2011, cuando el PSOE gobernaba en la capital aragonesa, se recurrió a la Dirección de Trabajo para poner fin a otro de los tantos conflictos del transporte público.

«Ni siquiera el organismo de mediación SAMA puede encauzar un dialogo de negociación y acercamiento entre las partes por la cerrazón de la empresa a alcanzar acuerdos», explicaba el comité en un comunicado oficial para justificar su decisión de solicitar la intervención de Trabajo.

Pero desde la DGA insisten en que es el SAMA el que tiene las competencias de mediación, por lo que vuelven a poner a su disposición a «los profesionales de la mediación en los conflictos laborales en general».

Los paros

Desde el comité, que ha hecho caso omiso a la petición de Chueca, mantienen los paros y no piensan alterar su calendario, que se endurecerá con la vuelta al cole. No sería la primera vez que acceden a suspenderlos con el ánimo de mejorar el clima de la negociación, una opción que quedó completamente descartada tras la ruptura de las negociaciones.

Para el comité de empresa, el alto seguimiento de huelga evidencia que los trabajadores no están a favor de cumplir con el ruego de Chueca. Es termómetro que utilizan los representantes sindicales para adoptar sus decisiones.

Ahora está por ver si Avanza mantendrá la propuesta que incluía una subida salarial por encima del 8%.

Compartir el artículo

stats