Kiosco El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

EL DEBATE SOBRE EL FUTURO ESTADIO

La operación Romareda supera un nuevo escollo con el único voto en contra del PSOE

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado la modificación del PGOU que permite ampliar la parcela del estadio e incluir dentro del campo 20.500 metros cuadrados de usos terciarios

Luis Miguel García Vinuesa y Lola Ranera, del PSOE, conversando con Pedro Santisteve (ZeC) antes del inicio del pleno. JAIME GALINDO

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este martes la modificación 206 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permite ampliar la parcela de La Romareda e incluir, además, más de 20.000 metros cuadrados de usos terciarios (comerciales) dentro del estadio. La votación ha salido adelante con el apoyo de PP, Cs, Vox y Podemos, cuyo portavoz ya ayer a última hora anunció que había llegado a un acuerdo con el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano. ZeC, por su parte, se ha abstenido y el PSOE ha sido el único partido que ha votado en contra.

El debate ha sido tenso como se preveía, puesto que la de La Romareda, a seis meses de las elecciones, es una discusión que da para mucho. La principal novedad con respecto al lunes pasado, cuando la modificación del PGOU se votó en la comisión de Urbanismo, ha sido el voto a favor de Podemos, que en la anterior ocasión se abstuvo.

"Quiero agradecer los 18 votos a favor que han hecho posible esta modificación. Y también al grupo de Zaragoza en Común, que se ha abstenido", ha dicho el alcalde, Jorge Azcón, al término del debate, señalando así al PSOE por haber sido el único grupo que se ha posicionado en contra. "Si la votación ha salido adelante con el apoyo de grupos tan distintos (como Vox y Podemos) es porque esta operación es la mejor de las que hasta ahora se han impulsado para que Zaragoza cuente con un nuevo estadio", ha añadido el regidor.

Entonces Azcón se ha dirigido a la bancada socialista. "El sentido del voto del PSOE tiene otras razones. Da igual que defienda su postura la señora (Lola) Ranera o el señor (Horacio) Royo. Todos sabemos quién manda en la posición de su grupo municipal sobre La Romareda", ha dicho el alcalde en una clara referencia al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.

Además, el alcalde ha acusado al PSOE de mentir cuando dicen que no se han sentado a negociar con el Gobierno de PP y Cs sobre el asunto de La Romareda. "El PSOE, votando en contra, se está atacando a sí mismo. El PSOE, votando en contra, solo está pensando en el PSOE. Solo piensan en intereses electorales. Dicen una cosa y hacen la contraria, porque han dicho que no van a poner palos en la rueda pero luego votan que no", ha sentenciado el regidor.

El PSOE defiende su postura

Por su parte, el concejal del PSOE Horacio Royo ha defendido la postura contraria de su grupo esgrimiendo la "opacidad" con la que ha llevado a cabo el proceso el equipo de PP y Cs. "Es necesario decidir qué proyecto queremos y por qué se incluyen en el estadio 20.500 metros cuadrados de usos terciarios y no 32.500. Nuestra alternativa es sentarnos a negociar el modelo de explotación", ha dicho el socialista, quien ha pedido que se aclare en qué régimen se cederá el equipamiento público para que un tercero, presumiblemente el Real Zaragoza, se haga cargo de financiar las obras a cambio de quedarse con los ingresos que genere el campo de fútbol durante unos años previamente establecidos.

Royo, además, ha insistido en que Azcón utiliza el asunto de La Romareda "para atacar al PSOE" y ha defendido una vez más que su voto en contra se debe a que defienden que haya "un proyecto transparente que ahora no lo es". "Hay cosas que no quieren que se sepan antes de las elecciones", ha remarcado.

Podemos y su acuerdo con Serrano

Desde Podemos, su portavoz Fernando Rivarés ha defendido su voto a favor basándose en el acuerdo alcanzado con el concejal de Urbanismo ayer. Según un documento firmado por ambos, las obras de reconstrucción del campo deberán ser compatibles con que el Real Zaragoza siga jugando en el estadio durante la reforma; los ingresos que reciba el consistorio por la explotación de La Romareda deberán servir para financiar la futura Ciudad del Deporte que exigen los morados; y, por último, la titularidad de los suelos del estadio así como del edificio en sí seguirán siendo públicas.

"Esta votación no es solo técnica, también es política. Esta votación iba realmente de orientar y condicionar las futuras decisiones del Gobierno municipal", ha dicho el portavoz de Podemos y candidato de la formación morada a las próximas elecciones municipales.

Una vez que la modificación se ha aprobado en fase inicial en el pleno, se abre un periodo en el que podrán realizarse alegaciones a la propuesta. Después, deberá volver a la comisión de Urbanismo y de nuevo al pleno para ratificarse definitivamente. Pero a partir de ahí, ya no habrá más votaciones, sino que será el Gobierno de PP y Cs el que decidirá, sin la necesidad de recabar apoyos, cómo se diseña el proceso de licitación para ceder la explotación del nuevo estadio a cambio de pagar las obras de la reforma.

Por eso Podemos ha optado por exigir ahora sus condiciones a cambio de su voto a favor, puesto que después todo dependerá de la voluntad de acuerdo que quiera alcanzar el alcalde Azcón. Y aunque al regidor puedan salirle los números sin el PSOE o sin la izquierda, el compromiso para tener un nuevo campo y cumplir los requisitos de la candidatura de Zaragoza para ser sede del Mundial de Fútbol 2030 requiere del máximo consenso posible lo que, en estos momentos, parece lejano.

18

Fotogalería | Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza con el futuro de La Romareda en juego JAIME GALINDO

Compartir el artículo

stats