Continúan las reacciones en Zaragoza ante el cierre inminente del centro social Luis Buñuel, que el próximodía 23 tendrá que ser desalojado por el colectivo que hasta ahora venía realizando actividades dentro del antiguo instituto. Desde Podemos, su portavoz, Fernando Rivarés, ha ofrecido a las asociaciones que ahora desempeñan su acción en el Buñuel «los espacios libres que hay en la junta municipal del Actur con el objetivo esencial de salvar las actividades, en especial todas las que tienen un componente social y solidario, como la Olla comunitaria (un reparto de comida para las personas sin recursos) y las asambleas de Stop Desahucios y el 8M».

Rivarés ha ofrecido estos espacios en calidad de presidente de la junta de distrito del Actur y, en una nota de prensa, desde Podemos reconocen «la labor realizada en el edificio abandonado y sin uso durante muchos años que ha venido a paliar la falta de equipamientos públicos en el Gancho».

No obstante, Rivarés afirmó que no ve mal «que se esté hablando de un centro cívico municipal y de un centro de mayores», puesto que eso garantizaría que el equipamiento seguirá siendo público.

Por su parte, desde la asociación vecinal Calles Dignas afirmaron «que el cierre del Luis Buñuel no debería suponer la extinción de las actividades de carácter social que ofrece al vecindario y el consistorio debería ofrecer una alternativa similar, cuando no mejor, para demostrar que su acción en contra del centro no es solo política».

Y desde la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) afirmaron que la resolución judicial «no supone que no se puedan desarrollar la mayoría de las actividades que se realizan en el centro con amplia participación». Esta entidad considera que no se han agotado las vías de solucionar este conflicto, dado que se aboca a la pérdida de actividades con alta demanda, en un barrio que necesita de espacios para las mismas, y que la futura intervención municipal no garantiza su continuidad», critican con respecto al acondicionamiento de solo una parte del edificio para su uso como centro de mayores.