El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza ha iniciado las obras para completar la urbanización de la calle Pepe Garcés, en Santa Isabel, y mejorar la movilidad del barrio.

Actualmente la calle finaliza de forma abrupta y la calzada queda cortada por un terreno ocupado por hormigón y tierra, informa el consistorio en una nota de prensa.

Los trabajos permitirán prolongar esa calzada y darle continuidad para conectarla con la calle Norte, que discurre de forma transversal. Para ello se ejecutará un nuevo tramo bajo el que discurrirá canalizada la acequia que recorre la calle.

Además se mejorará la accesibilidad eliminando el escalón de hormigón que ahora ocupa parte del trazado y se colocarán nuevos pavimentos. También se desplazará el paso de peatones del cruce de la calle Norte para mejorar la seguridad vial.

Una vez finalizada la reforma, la calle Pepe Garcés modificará el sentido de circulación y quedará exclusivamente de acceso desde la calle Norte.

El área de Infraestructuras va a invertir 53.000 euros en la prolongación de la calle, que se inicia una vez que se han desbloqueado los problemas de propiedad del terreno. Las obras se prolongarán durante algo más de dos meses.