NAVIDAD 2022

La fortuna del sorteo de la Lotería de Navidad llena las ventanillas para El Niño en Aragón

En Calatayud, los bares ya han vendido sus décimos tras la lluvia de millones del día 22 | En Zaragoza, la Lotería de El Rosario ya tira de segundas consignaciones

Una fila bastante considerable de clientes se agolpa a las puertas de la Administración de Lotería número 5 de Zaragoza, en la calle Don Jaime. | ANDREEA VORNICU

Una fila bastante considerable de clientes se agolpa a las puertas de la Administración de Lotería número 5 de Zaragoza, en la calle Don Jaime. | ANDREEA VORNICU / ANDREEA VORNICU

El 54289 regó Calatayud de felicidad con el reparto de 36 millones de euros al ser agraciado con un cuarto premio del sorteo de la Lotería de Navidad. El cava se descorchó especialmente en el bar Brindis y el bar Chiñella de la localidad bilbilitana, que adquirieron sus series en la Administración de Lotería número 1. Desde allí, explica una de sus propietarias, María Carrau, estos días «viene mucha gente» para seguir jugando a la Lotería de El Niño. Los niveles de venta son similares a los de años anteriores. «Los vecinos de los pueblos de la zona siempre compran aquí», explica María, aunque en esta ocasión «se ve más alegría» con motivo de la lluvia de millones del pasado jueves 22 de diciembre.

Esta felicidad inunda los establecimientos de Calatayud y sus bares, que todos los años venden sus números y que ya han agotado las existencias de lotería para el sorteo del 6 de enero cuando «lo lógico» es que sea a partir del 3 de enero. «Este año ha sido más rápido. Algunos lo vendieron en un solo día», cuenta María.

Este «efecto llamada», fruto de la fortuna en el sorteo de Navidad, empuja a los agraciados a continuar con la compra de boletos. Así lo explica Alejandro Aznar, gerente de la Administración de Lotería número 5 de Zaragoza, más conocida como la Lotería del Rosario. De hecho, cuando vendieron un tercer premio en 2019 –el número 00750, dotado con 50.00 euros al décimo–, aumentaron las ventas un 25% para la Lotería de El Niño.

En este sentido, Aznar confía en que el comportamiento de este año sea «similar» al que se generó ese año a partir del «efecto llamada». De hecho, les queda «la lotería justita» pues ya han vendido, prácticamente, toda la lotería en ventanilla por lo que tiene que tirar de segundas consignaciones y consultar reservas de asociaciones que adquieren su número en su administración.

Durante estos días han tenido unas filas «bastantes considerables» que se deben, en gran parte, a la revitalización del centro de la capital aragonesa con motivo de la llegada de turistas en estas fechas navideñas. «Bajará el día de Nochevieja, pero el resto de días serán muy activos», concreta este lotero.

Esta administración vendió 60.000 euros de diez décimos de un quinto premio. | X

Esta administración vendió 60.000 euros de diez décimos de un quinto premio. | X / alfonso tremul

Allí, en la calle Don Jaime, en pleno corazón de Zaragoza, repartieron la semana pasada 1.400.000 euros en premios. De todos ellos, sobresale en el establecimiento el cartel del 38454, el número del quinto premio y del que repartieron 60.000 euros tras expedir un total de diez décimos. Desde el mismo día del sorteo hasta primera hora de la mañana de este miércoles ya habían abonado10.856 décimos, «algo más de 600.000 euros».

El sorteo del 6 de enero

De todos modos, Aznar insiste en enumerar las diferencias entre ambos sorteos. En este sentido, el de El Niño es «más explosivo» ya que está menos presente en el tiempo, «apenas dos semanas». «Está latente a la espera de que se celebre el sorteo de Navidad», añade. La forma de comprar que tiene el consumidor también difiere pues, «mayoritariamente», lleva a cabo a través de décimos y no tanto en participaciones.

Además, el tiempo en el mercado baja la media de juego, es decir, «existe poco acceso a esta lotería por lo que baja la inversión». «La Lotería de El Niño recoge a los clientes esporádicos que les ha tocado la Lotería de Navidad y cambian un décimos por otro, como si se tratara de una segunda oportunidad», asegura Aznar. No obstante, esta segunda oportunidad tiene asignada una dotación económica más baja (700 millones) frente al sorteo del día 22 (2.500 millones). «Solo El Gordo de Navidad, que son 720 millones, da más premio que el sorteo de El Niño», aclara este lotero que, no obstante, confía en que la suerte le vuelva a sonreír: «Ahora hemos tenido mucha suerte en el sorteo de Navidad pero, históricamente, hemos tenido más suerte en el de El Niño».